Batallón de San Quintín, refugio de chiapanecos

lunes, 23 de junio de 2008
Tuxtla gutiérrez, Chis , 23 de junio (apro)- En 1994, después de la irrupción del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el Ejército cerró la puerta a los chiapanecos interesados en ingresar en alguno de los planteles militares o, bien, en enrolarse en las fuerzas armadas, con el pretexto de que todos pertenecían o formaban parte del ejército zapatista A diez años de distancia de esos sucesos, la Secretaría de la Defensa Nacional ha vuelto la vista a Chiapas, con profusas campañas de reclutamiento Lo curioso es que la mayoría de los chiapanecos que engrosan a las filas del Ejército son enlistados en el 67 batallón de San Quintín, cuyo cuartel se localiza nada menos que a 3 mil 900 kilómetros de Tuxtla Gutiérrez, en el estado de Baja California Según datos de la Sedena, año con año alrededor de 120 chiapanecos, en promedio, se alistan en las fuerzas armadas, la mayoría de los cuales son enviados directamente al 67 batallón de San Quintín Actualmente, 30% de los casi mil miembros de ese batallón son oriundos de Chiapas Pero no todos los chiapanecos que se incorporan al Ejército lo hacen por gusto; la mayoría lo hace porque sabe que es la vía más rápida para llegar a la frontera norte y, de ahí, a Estados Unidos De acuerdo con la Secretaría, un recluta en este batallón puede ganar hasta 6 mil 500 pesos mensuales "La alimentación que recibe cada aspirante es la misma a la del resto del personal, mediante 16 menús, proporcionándose uno durante cada día e incluyen desayuno, comida y cena Así mismo las prestaciones que recibe son las siguientes: vestuario, alojamiento, haberes según su jerarquía, aguinaldos y primas vacacionales, 20 días hábiles de vacaciones al año, ascensos de acuerdo a las leyes vigentes, servicio médico integral para el interesado y sus derechohabientes (padre, madre, esposa o concubina e hijos), seguro de vida, seguro colectivo de retiro, fondo de vivienda militar, fondo de ahorro, ayuda para gastos de sepelio y pagas de defunción", explicó Sin embargo, no a todos los chiapanecos que se han enrolado en el 67 Batallón de San Quintín los seducen el salario y las prestaciones El riesgo que corren en la lucha contra el narcotráfico es grande; pero lo enfrentan porque muchos de ellos ven en ello la oportunidad de emigrar a Estados Unidos El número de deserciones que ha sufrido ese batallón en particular ha ido de menos a más en los últimos años De acuerdo con datos de la Sedena, en 2005 desertaron cuatro chiapanecos; en 2006, 26; en 2007, la cifra aumentó a 35, y en lo que va de 2008, 13 chiapanecos han abandonado las filas del regimiento de San Quintín En el marco de la campaña permanente contra el narcotráfico y la aplicación de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, de enero a mayo de este año el batallón de San Quintín ha destruido 273 plantíos de marihuana en una superficie de 36 hectáreas Además, ha incinerado 28 kilogramos de semilla de marihuana y ha desmantelado 81 pistas clandestinas de aterrizaje Así mismo, ha asegurado unos 4 mil kilogramos de marihuana, cerca de 13 kilogramos de cocaína, 22 vehículos, tres aeronaves, 50 armas de fuego, más de mil cartuchos, 300 mil pesos en efectivo y cinco mil dólares En todos esos operativos, han sido detenidas 40 personas detenidas Por razones de seguridad, la Sedena se negó a precisar el número exacto de elementos que componen dicho batallón, así como el armamento de que disponen Argumentó que de hacer pública esa información "se revelaría la capacidad del Ejército Mexicano en un punto específico del territorio nacional, lo cual pondría en riesgo la seguridad nacional, la seguridad pública y la Defensa Nacional, ya que al conocerse la fuerza destacada en ese lugar, personas desafectas al Estado Mexicano, podrían superar o neutralizar las acciones que permitan el cumplimiento de las misiones generales asignadas al Ejército y Fuerza Aérea mexicanos"

Comentarios