Kessel promueve regasificadoras desde los tiempos de Salinas

viernes, 25 de julio de 2008
* Se trata de un proyecto de Estados Unidos, revela investigadora de Colima COLIMA, Col , 24 de julio (apro)- El proyecto de la regasificadora de Manzanillo, cuya primera piedra colocó la semana anterior el presidente Felipe Calderón, se encuentra rodeado de "mucha controversia, demagogia y contradicciones", aparte que los políticos han abordado el tema "con ignorancia", advirtió la doctora Ana Luz Quintanilla Montoya, investigadora del Centro Universitario de Gestión Ambiental de la Universidad de Colima En entrevista, la académica comentó que el proyecto, en el que se invertirán cerca de 700 millones de dólares, no se gestó en este ni en el anterior gobierno, sino que forma parte de un plan diseñado desde el sexenio de Carlos Salinas --en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)-- para construir cuatro regasificadoras: la más recientemente, en Ensenada, Baja California; la de Manzanillo, y dos más que se instalarán posteriormente en el Golfo de México "Esto no lo echó a andar Calderón, es un proyecto de Estados Unidos, que no queriendo ellos instalar regasificadoras en su territorio, previeron ponerlas en México; Georgina Kessel fue la primera directora de la Comisión Reguladora de Energía que se crea con Salinas, y es quien gestó todos estos proyectos; estamos hablando de más de 14 años atrás y ella vuelve a aparecer en la escena, ahora como secretaria de Energía" Añadió: "Cuando empezaba a hablarse de las regasificadoras se decía que el futuro del precio del gas natural iba a ser muy bajo, pero la historia mostró todo lo contrario: el precio ha estado incrementándose año con año, a tal punto que se prevé que después de agosto de 2008 aumentará 60%" Doctora en Ciencias en Oceanografía Costera por la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) y ganadora del Premio Nacional de Energía 2006, Ana Luz Quintanilla realiza desde hace 15 años investigaciones en fuentes alternas de energía Sobre el debate de que el gas natural es una fuente de energía limpia, la investigadora universitaria refirió que, efectivamente, se puede decir que es más limpia frente a una central termoeléctrica convencional, pero "cuando tú ves el planeta como un sistema complejo, como parte de un todo, el hecho de traer desde Australia, Perú, Rusia o Bolivia un recurso por barco, ello igual genera impactos a la atmósfera" Dijo que México cuenta con tantos recursos energéticos que no tendría por qué estar apostándole al gas, un recurso del que no existe claridad de cuáles son las reservas probadas que se poseen En cambio, explicó, existen muchas opciones para invertir en nuevas tecnologías energéticas en el país "En las reuniones a las que estoy acudiendo en Europa sobre política energética, el gas y el petróleo son señalados como segunda fuente; se está hablando de energía de hidrógeno, de biomasa y biocombustibles, aunque personalmente estoy en contra de varios de estos últimos" Sin embargo, apuntó Quintanilla, México cuenta con un campo geotérmico que es el segundo más importante en el mundo en términos de generación de electricidad, como el que se ubica en Baja California, además que en su caso Colima "qué tiene que andar haciendo con regasificadoras si tiene una cantidad de lluvia anual que podría perfectamente producir energía eléctrica por medio de una fuente hidroeléctrica" Además, la investigadora destacó que realiza en la Universidad de Colima un estudio para evaluar el potencial solar y el eólico de la entidad para generar energía Agregó que mientras en Europa se están desarrollando muchas otras fuentes de energía, "nosotros pareciera que estuviéramos en el Precámbrico, en el pasado, sin ver hacia el futuro y sin ver realmente cuáles son nuestros recursos, cómo podemos tener soberanía; todo ese tipo de cosas que creo que a los políticos no les preocupa demasiado" Autora de los libros Construyendo el futuro: visiones para un desarrollo rural sustentable en las comunidades de Baja California y La energía eléctrica en baja California y el futuro de las fuentes renovables, Quintanilla Montoya advirtió que en términos de impactos al medio ambiente la historia de las regasificadoras ha sido nefasta alrededor del mundo El caso español "El caso más particular es el de España, donde todas las regasificadoras que se instalaron fueron ilegales, violaron leyes del ambiente, no cumplieron con las manifestaciones de impacto ambiental, lo cual nos está diciendo que las regasificadoras, más que ser una opción energética, son un negocio que privilegia a compañías trasnacionales" Específicamente para el caso de Manzanillo, en términos de riesgo, la regasificadora es un problema, sostiene Ana Luz Quintanilla, pues si bien las regasificadoras de gas natural licuado no producen explosiones, sí hay fugas Así, al entrar en contacto el líquido se gasifica y entonces se provocan incendios, que en la costa colimense serían de un "riesgo altísimo", tomando en cuenta que a un lado de las instalaciones se encuentran las esferas de gas LP de la empresa Zeta Gas "Pero además, algo que consideran los norteamericanos y no están considerando los mexicanos, es la cuestión de la seguridad nacional; las regasificadoras en el mundo se han estado evitando porque principalmente pertenecen a compañías estadunidenses como Sempra, Texaco Chevron, o a inglesas como la Shell Y qué sucede con ellas, que la guerra que vamos a tener en este siglo es contra el terrorismo, y los puntos focales para ataques terroristas son justamente las regasificadoras" En relación con el anuncio del presidente Calderón, quien dijo que a partir del contrato de abastecimiento --con la empresa española Repsol--, el gas costará a México más barato que los precios de Texas, Quintanilla citó a especialistas que han considerado "una falacia" decir que los precios serán menores, pues "son cuestiones que ahorita se manejan, pero que no es tan fácil anticipar" A juicio de la entrevistada, es posible que Perú ofrezca precios de gas natural muy bajos, pero "a los precios que va a vender el intermediario, que es Repsol, no es lo mismo, es decir, ahí hay un privilegio para grupos de interés inmiscuidos en el actual gobierno" Por donde se le vea, manifestó Quintanilla, hay una serie de contradicciones en la regasificadora de Manzanillo, pues "es una falacia" la afirmación de Calderón de que se crearán mil 500 empleos con el proyecto Explicó que en el caso de la regasificadora de Baja California, el gobierno contrató a una empresa extranjera para la construcción de la planta, que "trajo a todo su personal y lo reclutó; fue muy particular porque no contrataron gente de Baja California, trajeron chinos que congregaron ahí y echaron a andar la planta regasificadora, pero además de esos mil 500 empleos que dice Felipe Calderón que se van a ofrecer a mexicanos, cuando empieza a funcionar la planta, solamente se queda con 35 empleados, que generalmente son puestos directivos que no tenemos en el país y que los traen del extranjero" En materia ambiental "ya los grupos ecologistas han documentado los daños que la regasificadora traerá a la laguna de Cuyutlán? decir que se va a reforestar mangle, que es un punto importantísimo en la cadena productiva primaria, denota muchísima ignorancia por parte de las autoridades; decir que van a sanear la laguna y que van a mejorar las pesquerías, eso biológicamente no está comprobado" A juicio de Ana Luz Quintanilla, el proyecto de la regasificadora de Manzanillo es "una imposición", pero además, por el sitio en que se encuentra ubicada, sería "una mala elección", porque como lo recomienda un especialista, si no hay otra opción más que poner una regasificadora, no hay que ponerla dentro de la costa, sino mar adentro, para no tener a la población en riesgo "Imagina un incendio con las instalaciones de Zeta Gas al lado de la regasificadora; es una bomba totalmente, ese es el mayor riesgo que veo yo en Manzanillo; están juntando el hambre con las ganas de comer", concluyó

Comentarios