Lo que callamos las mujeres

lunes, 8 de septiembre de 2008
MÉXICO, D F, 3 de septiembre (apro)- El programa Lo que callamos las mujeres, de TV Azteca, lleva ocho años al aire, con 2 mil 298 episodios Su productora, Genoveva Martínez, lo ubica como un proyecto de denuncia y "es todo un reto mantenerlo durante tantos años" Cada relato está basado en historias reales de mujeres, y para ayudarlas a resolver los conflictos que padecen, participa un sinnúmero de fundaciones e instituciones No obstante, el programa ha ido perdiendo seriedad con la proyección de la vida de cantantes de La academia Esas intérpretes no requieren de un espacio como Lo que callamos las mujeres, porque ya lo tuvieron en La academia Por ello, resulta extraño que la productora presente estos episodios, ya que el propósito de su programa es otro: dramatizar historias que actualmente viven las mujeres en su entorno social, pero sobre todo para ofrecer apoyo a gente que enfrenta severos problemas Entonces, la pregunta es: ¿por qué apoyar La Academia en este programa? Lo que callamos las mujeres da apoyo jurídico, habla de adiciones, trastornos de la salud y educación No debe caer en lo frívolo Y los especiales de La academia deben realizarse en diferentes espacios, sobre todo aquellos dedicados a los espectáculos Cada vez hay menos espacios donde pueda ventilarse la situación de la mujer, y Lo que callamos las mujeres se ha posesionado ya en más de 40 países, por lo que debe es deseable que retome su objetivo principal Al preguntar a la productora si trasmitir historias de las intérpretes comerciales de La academia no es distorsionar el propósito del programa, argumenta: "No? Todas las chicas de las cuales hemos hecho un programa y que la semana pasada estuvimos transmitiendo, debido a que estamos también con la última generación de La academia, tienen historias de mucha lucha No han sido fáciles sus vidas y han brincado muchos obstáculos para estar donde están Es perfectamente el concepto de Lo que callamos las mujeres, una mujer que tiene una meta, un objetivo, y hay una serie de circunstancias adversas" Sobre el programa, que este 3 de septiembre cumple ocho años al aire, Martínez dice sentirse contenta "Estoy muy satisfecha, creo que ha sido un camino largo, pero lleno de satisfacciones, y estoy muy orgullosa del equipo, actores, actrices, producción y escritores, quienes tienen una capacidad de investigación Me siento muy orgullosa de estar al frente de este equipo magnífico" -- ¿Por qué ha perdurado tanto tiempo Lo que callamos las mujeres? -- El éxito es que cuenta historias de mujeres reales y eso mantiene una constante identificación de la audiencia con el programa Eso ha logrado que tengamos buenos raitings de audiencia y los anunciantes quieran estar en el programa, todo eso te garantiza continuar "También es un programa muy honesto que trata los problemas de frente, y las soluciones son también pegadas a la realidad, a lo que se debe hacer en un problema, ya sea de violencia doméstica o de salud, como son algunas de nuestras principales temáticas, de manera que la audiencia está siempre interesada en ver cómo la protagonista va a enfrentar el conflicto y cómo va a salir adelante, porque hay un aprendizaje en este programa Y finalmente el otro ingrediente básico es que hay instituciones de apoyo que suelen firmar el programa y muestran el teléfono al que puede acudir el público para resolver alguna situación y puedan pedir información" -- ¿Qué ha sido lo más difícil en estos ocho años en Lo que callamos las mujeres? -- Lo más complicado ha sido la parte de la investigación, la parte en donde nosotros como productores no nos quedamos en la pura ficción, sino que vamos a platicar con las personas que nos quieren contar sus casos y a visitar las instituciones de ayuda, que nos dan los perfiles de algunos de sus miembros La parte de la investigación ha sido la más pesada, pero ha valido mucho la pena Nunca hemos perdido el contacto con lo que está pasando en la sociedad Así mismo, asegura que el programa sí es un proyecto de denuncia "porque ha roto el silencio" "Muchas mujeres que antes no denunciaban su propia vida de violencia en casa, su propio maltrato, no cuidar su cuerpo, en fin, están luchando para tener una vida mejor, para sus hijos y ella En ese sentido creo que hay una denuncia" Sobre todo, ha intentado mostrar, a través del programa, que la violencia genera más violencia a todos los niveles, "y esto se puede aplicar en una pareja hasta de un vecindario"

Comentarios