Llega a la CIDH el caso Gómez Urrutia

jueves, 22 de enero de 2009
MÉXICO, D F, 22 de enero (apro)- La Federación Internacional de Trabajadores de las Industrias Metalúrgicas (FITIM) pidió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que presione al gobierno de México para que cese el hostigamiento y la persecución contra el sindicato minero y su líder Napoleón Gómez Urrutia Este jueves, un grupo de la FITM encabezado por su líder Marcello Malentacchi se reunió en Washington con el secretario de la CIDH, Santiago Cantón, a quien urgió a tomar medidas inmediatas sobre los abusos de los derechos sindicales, laborales y humanos contra trabajadores mineros El grupo de la FITIM se desplazó hasta Washington para apoyar una demanda del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSRM) en relación con la persecución política de sus miembros Durante la reunión los miembros de la FITIM urgieron a la Comisión a tomar medidas con respecto a la incautación ilegal de los fondos sindicales por el gobierno mexicano decretó entre los años 2006 y 2008, y exigieron su devolución inmediata al sindicato Así mismo, que presione al gobierno de Felipe Calderón para que reconozca oficialmente a Napoleón Gómez Urrutia como secretario general del sindicato minero, elegido democráticamente La Federación recordó que a raíz de la persecución que enfrenta, Gómez Urrutia se vio obligado a exiliarse de México, por lo que demandó que sean retiradas las "acusaciones falsas" que están pendientes contra el líder sindical y otros miembros del SNTMMSRM Finalmente, pidieron que "de manera inmediata y transparente" sean enjuiciados los responsables de falsificar documentos y hechos para afectar legalmente a Gómez Urrutia y al sindicato minero

Comentarios