Se busca familia, de Berta Hiriart

lunes, 26 de enero de 2009
MÉXICO, D F, 21 de enero (apro)- En estos días en que el tema de la familia ha vuelto a los primeros planos de la discusión nacional, gracias a la ferviente vocación católica del presidente Felipe Calderón y su apoyo al Encuentro Mundial de Familias, resulta particularmente relevante el reestreno de Se busca familia, obra escrita y dirigida por Berta Hiriart, estrenada el año pasado como parte del Festival Internacional Música y Escena Se trata de una obra dirigida a todo público a partir de cuatro años de edad que plantea, entre otras cosas, el respeto a la gran diversidad de familias que existen en México y en el mundo, sin invalidar ninguna de ellas La intención --dice Berta Hiriart-- es transmitir un mensaje de tolerancia: "En México hay un sesenta por ciento de hogares llevados por una mujer jefa de familia, abuelitas que se quedan con los hijos mientras la madre va a trabajar, niños cuyos papás han decidido formar una pareja gay, que por cierto las leyes de nuestra ciudad ya amparan, entre otras formas de organización familiar "Por eso nos parece anticonstitucional y antidemocrático plantear una sola manera de formar una familia La democracia es la tolerancia hacia la diversidad de maneras, de creencias políticas, religiosas y las formas de vivir que la gente va escogiendo", afirma la dramaturga De eso se trata Se busca familia La historia se basa en la experiencia de una niña de nueve años cuyos papás se han divorciado Su padre se va a vivir a Puebla y ella se encuentra desolada porque quisiera tener una familia "normal", como se lo manifiesta a su conejito Darwin Entonces la Luna, otro personaje de la obra, desde su perspectiva cósmica analiza la problemática humana y se da cuenta de que podríamos vivir mucho más felices, de manera más justa, más creativa, más alegre, propositiva y productiva, sin necesidad de grandes cambios Esta niña piensa en esa familia ideal, irreal, que muchos llevamos guardada en algún rincón del inconsciente como la única y la deseable Triste y con deseos de regresar al lugar donde antes vivían, la menor también extraña la presencia de su mamá, quien ante su nueva situación tiene que trabajar para ganarse la vida Al barrio donde viven llega otra familia con un niño entre sus miembros, con el cual, ante la indiferencia de la madre de él, la niña entabla amistad De esta forma ambos empiezan a conocerse y juegan en un ambiente desconocido, ella sin padre y él sin comunicación con sus progenitores, sintiéndose solos en sus respectivas casas En ese contexto, un nuevo vecino llega a la calle, un pastelero con tres bebés, con quien los dos niños entablan tal amistad y le cuentan sus problemas El pastelero invita a los niños, a sus respectivos padres y a una vecina enojona a comer, cita en la que todos los problemas que les afecta se resuelven, formando entre todos una gran familia Se busca familia es una comedia musical para títeres y actores, con música original de Eugenio Toussaint; diseño de escenografía, iluminación y vestuario de Edyta Rzewuska; las actuaciones de Micaela Gramajo, Daniela Arroio, Aracelia Guerrero, Leonardo Ortizgris y Miguel Romero, y la participación en vivo de la mezzosoprano Alicia Ayala y el flautista Edgar Bucio Las funciones se realizan sábados y domingos a las 12:30, en el Teatro Orientación

Comentarios