"García Márquez, un ganador": Gerald Martin

lunes, 2 de noviembre de 2009
MÉXICO, D F, 29 de octubre (apro)- Durante 20 años, el inglés Gerald Martin trabajó la biografía Gabriel García Márquez: una vida, editada por Random House Mondadori, y ahora prepara un segundo libro sobre su experiencia escribiendo ese volumen acerca del Premio Nobel de Literatura colombiano
Durante la promoción en México de la "biografía tolerada" por el autor de Cien años de soledad, quien hasta 2006 le dijo que era su biógrafo oficial, Martin expresó, en entrevista, que en la próxima publicación contará con detalles ese proceso, en el que ha invertido dos décadas de su vida:
"Lo sensacional es que pude compartir unos whiskys con el autor de Cien años de soledad", dice
Gabriel García Márquez: Una vida fue primero publicada en inglés en Gran Bretaña por la editorial Bloomsbury Luego, se presentó en Nueva York por Alfred A  Knopf
La versión en español fue publicada a principios de este mes en España El 26 de octubre la mostró en la Sala Manuel M Ponce, en México, y el 30 lo hará en Colombia, país natal del Gabo
Martin, nacido en Londres en 1944, dijo que en México fue el lanzamiento latinoamericano del libro:
"Me emociona mucho porque yo viví un año en este país, en momentos muy críticos, el 68, y aquí fue donde leí por primera vez Cien años de soledad, en ese  mismo año, además, aquí lo escribió García Márquez"
Después presentará la biografía en Puerto Rico y en Miami, Estados Unidos
Martín realizó más de 300 entrevistas a amigos, familiares y conocidos del llamado también padre del realismo mágico Con el escritor y periodista conversó cerca de 40 veces En total redactó tres mil páginas, pero tuvo que sintetizar todo en menos de 700 páginas
Según Martin, García Márquez ha leído el volumen "y en algunas cosas no está de acuerdo, pero sabe que realicé este libro con muy buena fe"
La biografía se divide en tres partes: la niñez y la juventud hasta los 30 años; la etapa como reportero y los primeros años de escritura hasta la publicación de Cien años de soledad (1967), y la época de activismo político
Es una escritura lineal que el propio García Márquez estableció en su autobiografía Vivir para contarla (y que anunció el segundo volumen, pero parece que ya duda en publicar)
 
Ejemplo para los jóvenes
 
Ahora, Martin ha pasado de crítico literario al famoso biógrafo del escritor más conocido en el mundo
Argumentó que en este momento una biografía en torno al autor de El coronel no tiene quien le escriba (1961), Crónica de una muerte anunciada (1981), El amor en los tiempos del cólera (1985), El general en su laberinto (1989) y Memoria de mis putas tristes (2004) puede aportar mucho:
"Es un momento muy difícil en el mundo, especialmente en América Latina y en México Con la crisis mundial siempre es más complicado para países supuestamente en vías de desarrollo Una de las razones por las que García Márquez siempre ha sido tan popular, de hecho lo quiere mucho el pueblo latinoamericano, es que es una buena noticia Es como cuando Brasil gana el mundial de futbol y toda Latinoamérica lo celebra
"García Márquez es un ganador En ese sentido es una inspiración para los jóvenes latinoamericanos Me impresioné viendo la exposición de fotografías, documentos y libros traducidos a varios idiomas de Gabo y grabaciones con su voz en el Palacio de Bellas Artes, porque había muchos estudiantes y jóvenes, los que no se podían identificar fácilmente, viendo la vida de un hombre que comenzó casi de la nada, casi en la pobreza, y con muchas complicaciones en su infancia y juventud Se puso una especie de proyecto de vida y empezó a hacer todo lo que pudo para salir adelante, y finalmente, después de muchas penurias, llegó a ser uno de los escritores más importantes, o por lo menos famoso del mundo, y conocer a los famosos, buenos y malos en algunos casos, del mundo
Subrayó:
"Yo creo que eso puede ser una inspiración en los tiempos que corren actualmente, donde tanta gente está perdida, enajenada y angustiada", dijo
La exposición en el Palacio de Bellas Artes, cuya entrada fue gratuita, se tituló igual que el libro de Martin y estuvo abierta al público durante todo el mes de octubre
 
La fama
 
Después de escribir Cien años de soledad, su obra más conocida mundialmente, García Márquez se instaló en Barcelona, España, donde vivió durante siete años y entabló relación con numerosos intelectuales
El reconocimiento internacional que tuvo con Cien años de soledad lo llevó a actuar como mediador en las negociaciones entre el gobierno colombiano y la guerrilla, entre ellos el Movimiento M-19, y las actuales organizaciones de las FARC y ELN
Pero el 26 de enero de 1981, en un documento de la Dirección Federal de Seguridad (DFS), se habla que el escritor colombiano solicitó al gobierno mexicano asilo político:
"?procedente de Bogotá, Col, en el vuelo 480 de Aeroméxico, arribó a esta ciudad el señor Gabriel García Márquez en calidad de asilado político (?) En una breve entrevista al bajar del avión (?) dijo que él había pedido a la embajada de México en Bogotá protección para él y su familia pues él sabía de una orden de aprehensión expedida por el Ministerio Militar de ese país, pues se le conectaba con cargamento de armas"
Entonces, Gabo mantenía una tensa relación con el presidente colombiano Julio César Turday El narrador acusaba al gobierno de su país natal de represión contra la población civil a través de militares
Pero no se le concedió el asilo político "por no haber elementos por los que se consideraba que estaba siendo perseguido por autoridades militares de Colombia"
Pero la popularidad de su escritura le facilitó amistades con poderosos líderes, como Fidel Castro, que muchos lo ven bien y otros mal Y por sus puntos de vista sobre el imperialismo de Estados Unidos, se le negó la visa estadunidense, hasta que Bill Clinton, como presidente, levantó ese castigo y afirmó que "Cien años de soledad es mi novela favorita"
           --¿García Márquez no cambió con la fama o perdió los pies? --se le pregunta a Martin
--Si los perdió no fue por su fama García Márquez fue formado por la segunda mitad del siglo XX Tenía 21 años cuando empezó la "guerra fría", y todo mundo vivía entre las contradicciones y alternativas de ésta Desde que cayó el Muro de Berlín hemos estado en otro mundo García Márquez también, como muchas personas, tuvo que adaptarse a una nueva situación Mucha gente no pudo hacerlo, pero él sí Entonces, en lugar de ser un militante político, vio que funcionaba ser de alguna manera un diplomático y un mediador No creo haya perdido el piso; creo que ha mantenido en general su nivel
          --¿Qué tema de García Márquez le fue más difícil abordar?
--El de la política, pero ese siempre es lo más difícil Soy crítico literario y fue bastante fácil relacionar su vida y obra Es la parte más importante del libro, pero todo mundo quiere hablar de política, obviamente con justificación, y García Márquez ha sido un hombre político El escritor tiene lectores en todos los estratos políticos, incluso de derecha, lo que no quiere decir que todos ellos estén de acuerdo con sus posiciones políticas
--¿Es difícil realizar una biografía sobre un escritor tan afamado, querido y polémico como García Márquez?
--Fue muy fácil y muy difícil, pero demasiado arduo Son 20 años de mi vida Fue mucho trabajo, pero también fue un trabajo maravilloso Al llegar al final, se puso difícil de otra manera Yo mismo me preguntaba: "¿Qué voy a decir después de todo este tiempo sobre éste hombre que es respetado por todo el mundo y por mí también?
"¡Es una responsabilidad! Entonces, ¿qué hay que hacer con la vida de un hombre con esposa e  hijos? Cuando uno escribe, finalmente de alguna manera enjuicias Todo eso ha sido muy difícil, pero me encantó la investigación, la escritura mucho menos, pero de todos modos es mi culpa, me lo busqué, como él dice con respecto de la fama"
--¿Cómo mantener una balanza en una biografía para no ensalzar al personaje, en este caso a García Márquez, y no exagerar en la critica o ser demasiado distanciado?
--Soy inglés, y tenemos cierta reputación en el mundo, especialmente en América Latina, de ser primero analistas y fríos Esos estereotipos que siempre tienen algo de verdad? Traté de ser objetivo, pero también traté de darle un sesgo un poco irónico, pero no sarcástico, para que el libro fuera  también divertido; que tuviera muchas anécdotas agradables y que no fuera demasiado frío y árido En ese sentido, se parece un poco a una novela y no sólo una biografía
          Sin embargo, recordó que también realizó una versión crítica y cruel:
"Fue para mí como una especie de chequeo personal, para ver si yo, que había llegado a admirar a García Márquez, no estaba perdiendo la objetividad y lo estaba admirando demasiado Entonces, hice una versión cruel, y se la di a leer a mi esposa y amigos de confianza para ver qué pensaban Eran cosas que decían sus enemigos y adversarios, y me parecían en muchos casos exageradas, pero eso me ayudó para volver, espero, a una especie de equilibrio, a una objetividad central"
--¿Para usted no es una biografía contemplativa?
--No, no, está muy de lejos de eso Creo que hay críticas implícitas y muchas veces explicitas, en todas las páginas, aunque yo no soy la Inquisición, sería muy aburrido en una biografía leer eso Lo que la gente quiere saber es quién es éste hombre, qué le ha pasado en la vida, cómo llegó a hacer sus cosas,  no es cuestión de realizar un balance judicial
--¿A Gabo le preocupa algo de la situación mundial?
--Ahora obviamente estamos libres de la relación, del biógrafo En estos años no ha querido hablar tanto, pero en los años noventa, sí Es un hombre optimista Sé que le angustiaba mucho la guerra de Irak (en ese país, el pasado 25 de octubre, hubo un doble atentado que causó la peor matanza en Bagdad en dos años), decía que eso iba a conducir a cosas bastante siniestras, como obviamente pasó Pero es un hombre más positivo y optimista que yo
--¿Cómo percibe García Márquez a los políticos?
--Sabe que ahora son gente retrograda, que no son de fiar, y todas esas cosas García Márquez sabe que el poder está por todas partes Lo supo desde niño Comprende que el mundo depende del poder Está en todas sus novelas Cree que el poder está en todas partes y puede mejorar o empeorar tu vida
--Se han hecho públicas sus cenas y reuniones con políticos Desde su punto de vista, ¿eso es bueno o malo para él?
--Es malo para él, si la prensa y los lectores así lo ven La verdad, les  interesa mucho más a los políticos estar con García Márquez que al revés Sólo en el caso de Castro se podría decir que fue el mismo García Márquez quien lo buscó La gente debería ser un poco comprensiva García Márquez es ahora prácticamente un hombre jubilado Hace cinco años cenaba y tomaba whisky con sus amigos Ahora ya no trabaja tan intensamente, ni está mediando tan intensamente en la política cómo lo hacía en el pasado
En mayo de 2008 se anunció que el escritor colombiano estaba terminando una nueva novela "de amor", que todavía no ha sido titulada y que se publicaría en 2009, pero tampoco eso ha sucedido

Comentarios