Axtel, proveedor de la Cédula de Identidad: Segob

lunes, 14 de diciembre de 2009

MEXICO, D.F., 14 de diciembre (apro).- El consorcio Axtel-Unisys de México será el proveedor de la infraestructura informática para la implementación de la Cédula de Identidad Ciudadana (CIC) a un costo de 664 millones de pesos, informó hoy la Secretaría de Gobernación.
    Después de aplazar en cinco ocasiones el fallo de la licitación, la dependencia dio a conocer la empresa que manejará la infraestructura informática que forma parte del Servicio Nacional de Identificación Personal, que servirá para expedir la CIC, cuya implementación se pondrá en marcha en breve.
    La empresa que proveerá al gobierno del software para la CIC fue distinta a la que se preveía como la ganadora, Tata Consultancy Services, presuntamente vinculada a Diego Hildebrando Zavala Gómez del Campo, cuñado de Felipe Calderón.
    Esta compañía de origen indú ya había sido relacionada con la familia presidencia después de que, en 2007, obtuvo un multimillonario contrato del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a través de Carlos Castañeda Gómez del Campo, primo hermano de Diego Hildebrando y de Margarita Zavala, esposa de Calderón.
    La Secretaría de Gobernación precisó que el costo de la adquisición es a 664 millones 594 mil 478 pesos con 62 centavos, sin incluir impuestos, y que contempla la contratación del equipamiento y mantenimiento del centro de datos en las instalaciones de la secretaría, así como el almacenamiento y la adquisición de los motores de búsqueda de los datos biométricos de las personas, que corresponden a la fotografía del rostro, la fotografía del iris de ambos ojos, y las huellas de los dedos de las manos.
    “La información de elementos biométricos que se almacene en dicha infraestructura informática estará resguardada y protegida por la Segob, de conformidad con el artículo 16 constitucional y la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental”, informó la dependencia mediante un comunicado.
    “Cabe destacar, que la empresa ganadora en ningún momento podrá vincular la identidad física de las personas con la identidad jurídica de las mismas, compuesta por los datos asentados en el acta de nacimiento”, añadió la Segob, que aseguró que  la evaluación del consorcio ganador se realizó con estricto apego a los principios de transparencia y eficiencia económica que prevé el marco legal.