Arraigan a cinco policias de NL por muerte de dos agentes y fuga de 23 reos

martes, 8 de diciembre de 2009

MONTERREY, N.L., 8 de diciembre (apro).- La Procuraduría General de la República (PGR) arraigó por 40 días a cinco policías de Nuevo León que presuntamente participaron en el ataque contra la Casa del Arraigo 2 en el municipio de Escobedo el pasado viernes, en el cual murieron agentes federales y que culminó con la fuga de 23 detenidos.
    El juez sexto federal penal especializado en cateos, arraigo e intervención en comunicaciones, concedió la medida cautelar solicitada por la PGR en contra de los cinco policías, tres de los cuales pertenecen a la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI): Benjamín Rodríguez Estrada, Jorge Alberto Chávez Montenegro y Mauro Rivera Camacho.
Los otros dos, Ricardo Daniel Reséndiz Ruiz y María Guadalupe Medellín de la Rossa, pertenecen a la Secretaría de Seguridad Pública de Nuevo León.
El juez obsequió la medida cautelar para que la PGr pueda investigar la probable responsabilidad de los arraigados en la comisión de los delitos de evasión de reos, homicidio, ejercicio indebido del servicio público, delincuencia organizada y lo que resulte, informó en un comunicado la Procuraduría General de la República.
Los indiciados fueron trasladados al Centro de Investigaciones Federales, en donde quedaron a disposición de la autoridad federal con la finalidad de perfeccionar la investigación iniciada en su contra.
Los cinco agentes sometidos a investigación se encontraban como encargados de la vigilancia de la Casa del Arraigo número 2, ubicado en el kilómetro 31 de la carretera Saltillo-Laredo del municipio de Escobedo cuando ocurrió la balacera.
Con ellos estaban dos agentes de la Policía Federal, Ministerial Roberto González Barco y Ricardo Domínguez Mota, quienes fueron asesinados el 4 de diciembre por un grupo de Zetas que irrumpió en el domicilio y liberó a 23 personas detenidas por diversos delitos del fuero común y federal.