Dimiten fucionarios del gobierno de Sonora, ligados a guardería

martes, 9 de junio de 2009
MÉXICO, D F, 9 de junio (apro)- Con el fin de facilitar las investigaciones sobre el incendio en la guardería del Seguro Social ABC, en la que perdieron la vida 44 menores durante un incendio y 26 resultaron con quemaduras de diversos grados, este martes renunciaron a sus cargos en el gobierno estatal dos de los socios de ese establecimiento
         Se trata de  Antonio Salido Suárez y Alberto Escalante Hoffer subdirector general administrativo de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano, y subsecretario de Ganadería, respectivamente Junto con Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo Tonella, pariente lejana de Margarita Zavala, esposa del presidente Calderón, las esposas de ambos funcionarios tenían la concesión para operar la guardería
En conferencia de prensa,  Salido Suárez y Escalante Hoffer informaron que la decisión de separarse de sus cargos fue para facilitar la investigación sobre el siniestro
En representación de los demás socios, Salido Suárez afirmó que la guardería ABC, instalada en 2001, cumplía con todos los requisitos y la normatividad que requiere una institución de este tipo
El ahora exsubdirector general administrativo de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano censuró que "la tragedia como la que hemos vivido y sufrido quiera ser utilizada con fines políticos para perjudicar la imagen de personas que son ajenas a la empresa y su operación"
Así mismo, descalificó el avance de las investigaciones ofrecido por el procurador de Justicia de Sonora, Abel Murrieta, quien consideró que la "negligencia" pudo haber sido la causa del incendio en la guardería
El pasado lunes 8, Murrieta afirmó que el centro infantil y la bodega ubicada al lado realmente formaban parte de la misma nave industrial y estaban separadas por un tabique de poliuretano espreado que difícilmente podía contener el fuego
         "La construcción es la misma, la pared que divide la guardería del almacén donde se inició el fuego es una sola; éste es un punto fundamental en la rapidez con que se extendió el fuego", explicó el funcionario
Y al explicar por qué las personas que acudieron en auxilio de los niños tuvieron que abrir, a mazazos y estrellando sus vehículos, tres agujeros en la pared exterior para iniciar la evacuación de los pequeños, el procurador estatal dijo que a la primera de las salidas de emergencia sólo se accedía después de atravesar un salón de clases que tenía otra puerta de 80 centímetros de ancho y una cerradura de seguridad
         La segunda de las salidas, con las mismas características, y ubicada junto a la cocina de la guardería, tuvo que ser abierta a la fuerza desde el exterior por los bomberos, añadió
Además, viendo desde afuera la guardería se aprecia un portón que tampoco se abrió y que, según el procurador, "era falso, pues por dentro estaba sellado"

Comentarios