La educación pública: de Vasconcelos a Gordillo

sábado, 11 de julio de 2009
Lejos quedaron los tiempos en que el país formaba a sus ciudadanos con base en contenidos humanísticos y en valores sociales y éticos; hoy, todo gira en torno a evaluaciones constantes que sólo buscan ganar puntos para parecer competitivos Alberto Arnaut, investigador de El Colegio de México, hace un recuento de aportes y retrocesos de los secretarios de Educación Pública desde José Vasconcelos hasta nuestros tiempos, cuando el control de la SEP ha sido entregado a Elba Esther Gordillo
El contenido humanista en la educación básica que impulsó José Vasconcelos cuando estuvo al frente de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en los años veinte, se ha visto menguado hoy ante las hiperevaluaciones de los programas de estudio que privilegian las habilidades técnicas y cognitivas sobre la formación en los aspectos sociales y éticos de los alumnos
         De aquella época posrevolucionaria a la fecha, otro importante cambio se produjo en la educación básica que imparte el Estado: ya no va dirigida al México rural y analfabeta de tiempos de Vasconcelos, sino a un país urbano cuyos nuevos marginados son, sobre todo, los migrantes de todo tipo y las poblaciones hacinadas en los cinturones de miseria
         México cambió Y con él, la política educativa adquirió un nuevo rostro
         Alberto Arnaut, investigador de El Colegio de México y uno de los más prestigiados historiadores de la educación en nuestro país, comenta:
         "Actualmente, las evaluaciones se han convertido en el parámetro principal para medir la calidad y los resultados educativos ¡Hay mil maneras de evaluar! Y estas evaluaciones privilegian los aspectos cognitivos, como el cálculo y la lecto-escritura Son metas cuantitativas para ganar puntajes Tan mala es la falta de evaluación como la aberrante hiperevaluación que hoy estamos padeciendo
         "Ésta puede producir el efecto perverso de que se abandonen los contenidos humanísticos y los valores esenciales de la educación ?relacionados con la convivencia social y con aspectos morales? en aras de obtener una buena calificación en las evaluaciones nacionales e internacionales a que está sujeto nuestro sistema educativo ¡Es algo escandaloso y alarmante! La evaluación debe ser un instrumento, no un fin para mejorar la educación"
         Arnaut es autor de La federalización educativa en México, historia de una profesión; los maestros de educación primaria en México, así como de La evolución de los grupos dominantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación
Hace un breve repaso del devenir de la educación básica: desde Vasconcelos y su impulso a la Escuela Rural Mexicana, pasando por la "educación socialista" del régimen de Cárdenas, la aparición de los libros de texto gratuito a fines de los cincuenta, con Jaime Torres Bodet, hasta llegar a la época actual, con la fuerte injerencia en la SEP por parte de la líder sindical de los maestros, Elba Esther Gordillo
         Asegura el especialista que, inspirado en la labor educativa de Justo Sierra, "José Vasconcelos es el fundador del sistema educativo posrevolucionario Y durante su paso por la Secretaría de Educación Pública, de 1921 a 1924, puso énfasis en la expansión de la llamada Escuela Rural Mexicana"
         Aquel era un México rural y analfabeta, recuerda "Por eso Vasconcelos emprendió una rápida alfabetización del pueblo, imponiendo un modelo pedagógico con un fuerte contenido social, pese a que, en términos personales, le interesaba mucho más la educación superior y el fomento a la cultura y el arte"
         ?¿Era muy distinto el papel del maestro?
         ?Sí, pues entonces los maestros rurales no sólo debían enseñar, sino también consolidar la integración nacional El maestro era una figura polifacética: hacia las veces de agrónomo, ingeniero, abogado, gestor y líder de la comunidad, con el fin de mejorar la calidad de vida de la población Era otro México Y la escuela rural se convirtió en una de las creaciones más originales de los primeros gobiernos salidos de la Revolución
Este es un extracto del reportaje que publica la revista Proceso en su edición 1706 que empezó a circular este domingo 12 de julio

Comentarios