Ciudad Juárez: vivir en verde olivo

lunes, 6 de julio de 2009

Ciudad Juárez, el laboratorio del estilo calderonista de combatir al narcotráfico? En la ciudad fronteriza los narcotraficantes, los drogadictos, los narcomenudistas? y los ciudadanos comunes, jóvenes y adolescentes sobre todo,  están participando en un experimento: cómo sería, en México, vivir bajo la bota militar Con un agregado: el crimen y la violencia van para arriba 

CIUDAD JUÁREZ, CHIH-El manual editado por el Ayuntamiento para la buena convivencia con los militares indica que usted debe identificarse en cuanto se lo pidan y cumplir sus instrucciones Si ellos no tienen objeción lo dejarán continuar su camino
En todas las calles topará con los uniformados verde olivo, 7 mil 500 para ser exactos, y 2 mil 500 policías federales encapuchados y vestidos de azul Le apuntarán con sus armas mientras patrullan las calles, dirigirán el tráfico a falta de semáforos o lo cuestionarán por no traer abrochado el cinturón de seguridad No se espante, hacen las funciones de agentes de tránsito
A veces los verá ayudando a empujar autos que quedaron descompuestos a medio carril, separando borrachos que pelean afuera de los bares, sometiendo a personas armadas o demorando la hilera de carros que intenta cruzar el puente internacional hacia El Paso, Texas Los encontrará afuera de la escuela de sus hijos, paseando por los centros comerciales o, incluso, dentro de la propia casa de usted
Sí, adentro Esto ocurrirá si el aparato molecular que usan se detiene en dirección a su domicilio No se ofenda, ellos tienen que cerciorarse de que usted no es un maleante, así que déjeles el paso libre para que esculquen clóset, refrigerador y alhajero, muevan sus muebles, escudriñen rincones
Siéntase orgulloso de formar parte del experimento en la ciudad considerada la punta de lanza de la estrategia antidrogas que Calderón presumió a Barack Obama por sus "buenos frutos"
Cierto Aquí los 10 mil militares contuvieron la ola asesina que mataba a ocho por día y la apaciguaron durante el mes de marzo Aunque desde abril Juárez volvió a recuperar su lugar como la más violenta del país (con promedio de cuatro homicidios al día, aunque a veces ocurran seis en dos horas o 19 en un fin de semana)
El montón de militares, las denuncias anónimas y las inspecciones casa por casa, sin embargo, han dado sus frutos: ya no se cometen homicidios con fusiles automáticos que dejan cuerpos tirados como fiambres con 80 agujeros, ahora las favoritas son las pistolas nueve milímetros, navajas y picahielos Y los que se matan no son adultos experimentados sino adolescentes
Este cambio en el criterio demográfico y en el modus operandi de loscriminales, para el alcalde Reyes Ferriz indica que los grandes capos huyeron de los soldados (quizás por eso los asesinatos aumentaron 50 por ciento en el resto del estado) y ahora la "plaza" se la disputan los narcomenudistas, más jóvenes y con armas menos potentes
El cambio de armas largas a cortas, y de adultos a chamacos, a decir del secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, significa que la estrategia "va por buen camino" y que ahora sí puede echarse a andar la segunda etapa, que incluirá "de forma pasmosa" la captura de criminales importantes
Lo malo es que ante tanto sicario desempleado han aumentado los secuestros y las extorsiones, y que el 50 por ciento de los detenidos por  los soldados en la Operación Conjunta Chihuahua quedan libres porque los expedientes están mal integrados y por falta de pruebas
Este es un extracto del reportaje que publica la revista Proceso en su edición 1705 que empezó a circular este martes 7 de julio

Comentarios