México va por la "ruta debida", insiste Calderón

lunes, 11 de enero de 2010

REYNOSA, Tamps., 11 de enero (apro).- El presidente Felipe Calderón Hinojosa aseguró hoy aquí que su gobierno va por la “ruta debida” para que el 2010 sea el año de la recuperación económica, y aseguró que seguirá tomando todas las medidas que sean necesarias para apuntalar el crecimiento y elevar la competitividad de México.
Al encabezar la ceremonia de inauguración del Puente Internacional Anzaldúas, que conecta a Reynosa con McAllen, Texas, el presidente aseguró que la recuperación económica que tendrá el país este año será impulsada por el Programa Nacional de Infraestructura, en el cual se invertirá este año la cifra récord de 630 mil millones de pesos.
El Puente Anzaldúas fue financiado por un crédito otorgado por Banorte a la constructora Marhnos.
En su discurso, el presidente resaltó la importancia de esta obra, en un momento en el que se ha empezado a notar en ambos lados de la frontera el inicio de un ciclo “aún incipiente, si se quiere”, de recuperación económica.
Por medio de Ronald Kirk, representante comercial del gobierno  Estados Unidos, el presidente envió un saludo a su homólogo estadunidense Barack Obama, cuya presencia fue cancelada.
“Le agradezco el apoyo y el interés que ha puesto en los temas binacionales con México y que tenemos que cumplir el objetivo que nos hemos propuesto, de hacer de ésta, la frontera México y Estados Unidos, una frontera segura, una frontera eficiente, una frontera competitiva, que haga que se transforme una realidad o una idea de separación y distancia en una realidad de cercanía y de unión entre americanos y mexicanos”, dijo Calderón.
Señaló que ambos países tenían que tener claro que “la mayor oportunidad que tenemos de crear empleos en ambos lados de la frontera, es estrechando los vínculos y la integración económica entre Estados Unidos y México”.
Calderón destacó la complementariedad entre las economías de Estados Unidos y México: “Nuestras economías, pudiéramos decir que están casi diseñadas para complementarse.
“Una economía es intensiva en capital, como es la americana. La nuestra es intensiva en mano de obra. Tenemos geográficamente una gran oportunidad de complementación”, detalló.
Aunque primero mencionó que esta complementariedad era producto de que la economía de Estados Unidos es “la más grande del mundo”, junto a la mexicana, que es una “economía pequeña”, de inmediato corrigió para asegurar “ya no tan pequeña, una de las más grandes ya, también”.
Este puente, agregó Calderón, representa no sólo un paso muy importante para ello, sino también cobra relevancia en el contexto de la crisis más grave que recuerden las generaciones presentes: una crisis económica mundial de pocos precedentes.
“Estados Unidos, nuestro principal socio comercial, está reactivando su crecimiento y eso se traducirá en un aumento de nuestras exportaciones, como, de hecho, ya ha empezado a ocurrir”, destacó.
En el evento estuvieron presentes los secretarios Patricia Espinosa, de Relaciones Exteriores; Juan Molinar Horcasitas, de Comunicaciones y Transportes; y Ernesto Cordero Arroyo, de Hacienda y Crédito Público, así como el gobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández Flores.
Por parte de Estados Unidos asistió a la ceremonia Ronald Kirk, representante de Comercio de Estados Unidos y quien acudió en representación del presidente Barack Obama; Richard Cortez, alcalde de McAllen; así como Carlos Pascual, Embajador de Estados Unidos en México.

Comentarios