Protestan en Jalisco contra la presa el Zapotillo

miércoles, 13 de enero de 2010

GUADALAJARA, Jal., 13 de enero (apro).- Decenas de opositores al proyecto de la presa del Zapotillo irrumpieron hoy en un foro público sobre recursos hídricos que se efectuó en un hotel de esta ciudad y donde autoridades estatales y federales y diputados discutían el presupuesto de este año en materia de agua.
    Los inconformes argumentaron que de llevarse a cabo dicho proyecto, que ya fue aprobado por la Comisión Nacional del Agua, se corre el riesgo de que poblaciones como Temacapulín, Palmarejo y Acasico resulten afectadas.
“Es incongruente designar recursos a una presa que se ha ganado el repudio social”, recriminaron.
    El proyecto de la presa del Zapotillo incluye una cortina de 105 metros y un almacenamiento de 911 millones de metros cúbicos. Y a pesar de estar ubicada en Jalisco, proporcionará agua al estado de Guanajuato.
     El pasado 13 de septiembre, las autoridades federales anunciaron que la empresa La Peninsular, junto con la constructora española FFC  y el Grupo Hermes, ganaron la licitación pública internacional 16101037-063-08, correspondiente al diseño y construcción del proyecto, valuado en 2,194 millones de pesos.
    Sin embargo, 10 días después, la empresa Ingenieros Civiles Asociados (ICA) y el grupo Cota se inconformaron ante la Secretaría de la Función Pública (SFP), por las presuntas irregularidades en el proceso de licitación, al afirmar que presentaron una propuesta más barata, en 622 millones de pesos.
    Luego, el pasado 4 de enero, la SFP consideró “fundada” la inconformidad de ICA y anuló el fallo de la licitación. Ocho días después, la Conagua hizo oficial esa determinación y anunció que repondría el proceso.
    No obstante, un día después, el gerente regional de la Conagua en Jalisco, Raúl Antonio Iglesias Benitez, anunció, en conferencia de prensa, que se ratificaba la adjudicación original a favor de la empresa del
exalcalde de Tijuana, Baja California, Jorge Hank Rhon.
    “La instrucción de la Secretaría de la Función Pública sólo consistió en que se efectuara la reposición del acto de fallo, subsistiendo la validez del procedimiento de licitación y adjudicación de la obra, misma que se llevó a cabo conforme a los lineamientos oficiales establecidos y en completa transparencia”, dijo Iglesias Benitez.    
         Por su parte, Marco Von Borstel, miembro del Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario, organización que se opone al proyecto, afirmó:
          “El  fallo de la licitación se dio por encima de las medidas cautelares emitidas, en enero de 2009, por la Comisión Estatal de Derechos Humanos, además de que la licitación está plagada de irregularidades, ya que el gobierno no cuenta con la autorización del Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) que debe otorgar la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat)”.
         Añadió que tampoco cuenta con el permiso del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), para demoler la catedral de Temacapulín, que data del siglo XVI.
    Añadió que, ante “las sistemáticas agresiones de las autoridades”, el caso ya llegó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en Washington, donde el pasado 2 de enero los habitantes de esa población participaron en una audiencia sobre la afectación al medio ambiente y los derechos humanos por las presas en Latinoamérica.

Comentarios