Asesinan a cinco policías en tres estados

jueves, 21 de enero de 2010

MÉXICO, D.F., 21 de enero (apro).- La violencia vinculada al crimen organizado se centró hoy en ataques contra servidores públicos. En acciones por separado, cobró la vida de al menos cinco efectivos policiales y cuatro civiles.
    En el Estado de México, dos policías municipales de Huixquilucan fueron asesinados y uno más resultó herido durante el ataque de sicarios que viajaban a bordo de tres camionetas.
    Según primeros informes oficiales, los policías municipales circulaban en una patrulla de la corporación cuando fueron alcanzados por los delincuentes, quienes dispararon en al menos 50 ocasiones con rifles R-15.
    La patrulla con placas RT 504 quedó sobre la calle Río Hondo, a la altura de Las Canteras.
    Los policías fallecidos fueron identificados como José Ramírez Resendiz y Samuel Rojas Peralta; el agente que resultó herido responde al nombre de Javier Alejandro Gasca, quien fue internado de emergencia en el Hospital Ángeles.
Por otra parte, en Durango, Durango, un comandante de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) murió y un agente que lo acompañaba resultó herido, en un ataque a balazos por parte de sujetos armados ocurrido en el municipio de Gómez Palacio.
    El atentado se produjo poco después de las 8:00 horas. Los agentes policíacos circulaban en su patrulla por el periférico Ejército Mexicano cuando dos individuos que viajaban en un automóvil sedán los atacó con armas de fuego de grueso calibre.
    La agresión derivó en una persecución por todo el periférico hasta el puente La Unión, donde murió Joel Márquez Moreno, jefe de grupo de delitos patrimoniales de la AEI. Su compañero Raúl Cardoza Arreola quedó herido de gravedad.
    Mientras tanto, en Nayarit dos policías fueron muertos tras un enfrentamiento a balazos con grupos delincuenciales antagónicos. La policía detuvo a tres sujetos.
Los hechos ocurrieron antes de las 13:00 horas en distintas calles del Barrio de Acayapan, al noroeste de la ciudad. La balacera causó pánico entre los habitantes del lugar, sobre todo en la escuela primaria José Martí, donde uno de los pistoleros se metió para resguardarse de quienes lo perseguían.
    Elementos de la Policía Estatal, al percatarse de la riña, llegaron al lugar y, tras darse cuenta que las autoridades llegaban, los maleantes huyeron.
Por otra parte, en el estado de Sinaloa, un comando fuertemente armado atacó a balazos el edificio de la Sindicatura y de la Policía Municipal en la comunidad de Mochicahui, municipio de El Fuerte, sin que se reportaran personas lesionadas.
    La Subprocuraduría de Justicia Zona Norte señaló que el ataque se registró en las primeras horas de hoy cuando un comando que viajaba en varias camionetas disparó contra las instalaciones oficiales y una patrulla que se encontraba en el lugar.
    En el interior del inmueble sólo se encontraba un agente preventivo, que salvó su vida. El reporte oficial indicó también que el edificio de la Sindicatura y la patrulla policial sufrieron daños.
Mientras tanto, en Tijuana, Baja California, cuatro hombres fueron ejecutados en las últimas horas.
La Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) informó que el cuerpo de una de las víctimas estaba decapitado con huellas de tortura, atado de pies y manos. Sus victimarios dejaron una cartulina con una leyenda en el pecho. El contenido del letrero no fue revelado.
El cuerpo se encontró en un puente del fraccionamiento Santa Fe, cerca del poblado La Gloria. Era un hombre de unos 25 o 30 años que se encuentra en calidad de desconocido.
Otro cuerpo con huellas de violencia se localizó cerca del fraccionamiento Panamericano y otro en la colonia Valle Vista, en el interior de un domicilio marcado con el número 1660. Tenía al menos cinco disparos en diferentes partes del cuerpo y en el lugar se localizaron seis casquillos percutidos calibre .9 y .45 milímetros.
Más tarde, la PGJ dio a conocer el hallazgo de otro cadáver en un inmueble donde se reportó un incendio. Bomberos localizaron el cuerpo del sujeto identificado como David Cárdenas Castro, de 58 años, quien tenía los pies y manos atados hacia la espalda.
Con estos asesinatos se incrementó a 77 el número de muertos en lo que va de enero.

Comentarios