PGJDF solicita arraigo contra siete empleados del Bar Bar

miércoles, 27 de enero de 2010

MEXICO, DF, 27 de enero (apro).- La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) solicitó a un juez penal una orden de arraigo por 30 días contra siete empleados del antro Bar Bar, por su probable complicidad en el intento de homicidio del futbolista Salvador Cabañas.
La PGJDF precisó que luego las declaraciones tomadas a gerentes, meseros y vigilantes del centro nocturno, se hallaron
suficientes elementos para modificar su condición jurídica a la de probables responsables de coparticipación en el delito de tentativa
de homicidio.
En esa situación se encuentran el gerente Carlos Fernando Cázares Ocaña, de 41 años; Farid Dib Cabrera, de 28 años, capitán de meseros; Ihosvani Díaz Díaz, de 33, capitán de meseros; Edgar López Luna, 34 años, cadenero del lugar, así como Enrique Sichtl García, de 44 años, vigilante general.
También Edilberto Gonzáles Vargas, de 38 años, cadenero, así como Javier Ibarra Coronel, de 45 años, encargado del baño de hombres y quien reconoció haber limpiado el lugar de los hechos.
Incluso presenció el momento en que Cabañas recibe un disparo en la cabeza, pero asegura que no supo el motivo.
La Procuraduría capitalina permitió que se retiraran otros diez testigos, entre ellos cajeras, meseros, vigilantes, una afanadora y tres bailarinas de nacionalidad cubana, una de ellas Diana Hernández Díaz, de 22 años.
Hernández Díaz, bailarina cubana, fue la que argumentó un desencuentro con el cuñado de Cabañas, presuntamente por tomarle una fotografía cuando ella bailaba en la pista.
La PGJDF también advirtió que se ha citado a declarar a los hermanos Ramón y Simón Charaf Medina, propietarios de Bar Bar.

Comentarios