Por las lluvias, una cuarta parte del país zona de desastre: Segob

viernes, 1 de octubre de 2010

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 1 de octubre (apro).- La Secretaría de Gobernación informó hoy que una cuarta parte del país --531 municipios-- ha sido declarada zona de desastre por la magnitud de los daños provocados por las lluvias que han azotado en el territorio nacional en las últimas semanas.
    El dato anterior fue dado a conocer por la titular de Protección Civil de la Segob, Laura Gurza, durante la gira que el presidente Felipe Calderón realizó por esta entidad, donde la tormenta tropical Matthew dejó un saldo final de 27 personas muertas y tres desaparecidas.
La funcionaria destacó que se trata de la cifra “más alta históricamente” de municipios declarados como zona de desastre.
    Por su parte, el presidente Calderón culpó al “añejo proceso de cultivo de tumba, roza y quema” como el causante de la grave deforestación de cerros y el desgajamiento de montañas en estados como Chiapas y Oaxaca.
    En una reunión de trabajo realizada en Amatán, municipio enclavado en las montañas del norte de Chiapas, colindante con el estado de Tabasco, Calderón ofreció reubicar a mil 200 habitantes del poblado de Reforma y Planada, donde murieron 16 personas por el desgajamiento de un cerro, a un lugar más seguro, donde, les dijo, se les proporcionarán casas.
"Si se mueven a Amatán o a otra cabecera, o hasta Teapa, (Tabasco) “el gobernador (Juan Sabines) y yo les ayudamos con una casa", ofreció Calderón.
En el diálogo dejó claro que se les respetaría su parcela o solar "pero no vivan ahí", les dijo el presidente, quien señaló hacia otra zona alta con cultivo de maíz: "Miren aquel cerro, está bien parado... usted ponga un montón de arena y échele agua a ver qué sucede."
“Los deslaves ocurren, desde luego, por un temporal inusual, pero no sólo por eso; ocurren también por la afectación humana hecha a la capa vegetal de las zonas en las cuales ocurren los derrumbes. Concretamente, es visible, es notorio, es palpable que, en aquellos lugares donde han sido talados los árboles y, en general, la flora natural originaria para sembrar, en su lugar, particularmente, maíz y otras gramíneas, lo que ocurre es que se eleva considerablemente el riesgo de deslave en estos temporales”, dijo Calderón.
Indicó que las familias, cuyas viviendas resultaron aplastadas por el deslave en esta comunidad, estaban, precisamente debajo de un solar de siembra de maíz, y, como pudo observar a lo largo de su recorrido aéreo hacia esta comunidad, son muchos los deslaves que han ocurrido exactamente en las mismas circunstancias.
“Son zonas que carecen de la capa forestal, de la capa de árboles, de plantas, y que en su lugar tienen únicamente extensiones de cultivo, son las zonas más propicias para perder, precisamente, su cubierta de tierra y resultar deslavadas, que a la postre generan estos aludes que, en el caso concreto, han resultado mortales”, mencionó.
En la reunión, en la que estuvieron presentes el gobernador chiapaneco Juan Sabines Guerrero, así como el alcalde de Amatán, José Guadalupe Lomasto Torres, y el comandante de la VII Región Militar, el general Salvador Cienfuegos, la coordinadora general de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Laura Gurza dijo que en todo el país hay ya 531 municipios declarados como zonas de desastre, “el número más alto históricamente”.
Advirtió que todavía faltan, por lo menos, seis huracanes en el Pacífico y cuatro en el Atlántico que pudieran afectar al territorio nacional.
En cuanto a Chiapas, 38 municipios ubicados en seis de las nueve regiones del estado resultaron afectados en los sectores de vvi8enda, carretero hidráulico y educativo. Los más afectados son: Yajalón, Chilón, San Cristóbal de Las Casas, Ocosingo, Pijijiapan, Tonalá, Mapastepec y Acapetahua.

Comentarios