Alianza con el PAN confronta a Ebrard y López Obrador

lunes, 11 de octubre de 2010

MÉXICO, D.F., 11 de octubre (apro).- La elección en el Estado de México ensanchó aún más los caminos que siguen Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard Casaubón, los dos aspirantes de la izquierda, rumbo a la elección presidencial en el 2012.

Mientras que el tabasqueño anunció el pasado fin de semana que solicitará licencia al PRD e incluso llamó a petistas y convergentes a designar candidato propio a la gubernatura del Estado de México, luego de que el PRD mexiquense avaló la alianza con el PAN, el jefe de Gobierno capitalino convalidó el maridaje PAN-PRD, aunque aclaró que el éxito de esa unión dependerá en buena medida del candidato que postulen.

    “Desde mi punto de vista, lo que se aprobó en Edomex sigue la misma trayectoria de lo que ocurrió en Oaxaca, lo que importa es ver quién será el candidato. Se adoptó una decisión lógica”, dijo.

    En conferencia de prensa, luego de entregar los premios Latinoamericanos de Novela “Elena Poniatowska” y al Mérito Cultural de la Ciudad de México “Carlos Monsiváis”, en la Feria Internacional del Libro, Ebrard insistió que lo que se hace en el estado de México, o lo que se resolvió, “sigue más o menos la misma trayectoria de lo que se vio en Oaxaca”.

Esto, agregó, va a depender de quién sea el candidato o la candidata y qué afinidad tiene o no con las causas más progresistas del país.

En el mismo sentido se pronunció, por separado, el senador perredista Carlos Navarrete, quien afirmó que la coalición PAN-PRD no es un hecho concreto y será una realidad sólo si se encuentra un Gabino Cué mexiquense.

De visita en La Paz, Baja California, Navarrete manifestó que el objetivo claro del PRD al aliarse con el PAN es debilitar al gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, y que el PRI no regrese a la presidencia de la República.

“Necesitamos un Gabino Cué mexiquense, si no logramos encontrar al Gabino Cué mexiquense, lo más bueno o conveniente para el PRD es correrse a una alianza PRD-PT-Convergencia para hacer el mejor papel posible”, indicó.

Navarrete afirmó que el PAN y el PRD “podrán ir juntos en el Edomex con una sola condición, bueno, con dos: primero que construyan un programa de gobierno común, para un gobierno de transición democrática en el Estado de México, y dos que consigamos un buen candidato que unifique a los dos partidos, candidato que hoy por hoy no tenemos”.

El perredista  justificó que las alianzas entre diferentes partidos son más complicadas, pero que se pueden dar también en función de un objetivo común, que en este caso es evitar el regreso del PRI a Los Pinos.

“El PAN y nosotros somos diferentes y algunos lados muy confrontados, pero hay un fenómeno que es más grande que las diferencias que tenemos el PAN y PRD: la regresión autoritaria del PRI”, agregó.

Y, mientras, el dirigente del Partido del Trabajo en el estado de México, Sergio Velarde, indicó que la comisión coordinadora de esa fuerza política resolvió no hacer alianza con Acción Nacional (PAN) para los comicios de gobernador de 2011.

"Con el PAN, ni a la esquina", dijo González Yañez, luego de refrendar que el candidato que postule el PT en conjunto con militantes de otros partidos debe ser cercano a la gente, como lo indicó López Obrador.

Con ello, el PT refrendó su respaldo al movimiento que encabeza el político tabasqueño, y se dijo dispuesto a postular un candidato de izquierda que puedan apoyar los perredistas inconformes con el resolutivo del consejo estatal del PRD, que permite la alianza con el PAN, Convergencia y organizaciones sociales.

Afirmó que el Partido del Trabajo pondrá sobre la mesa la postulación del diputado federal Oscar González Yáñez, aunque no descartan apoyar al perredista Alejandro Encinas, si éste se decide a participar en los comicios de 2011.

Al respecto, el dirigente del PRD mexiquense, Luis Sánchez, dijo que aún no ha sido notificado de la decisión del PT, pero lamentó su determinación de excluirse de un amplio frente opositor para la elección de 2011

El pasado viernes 8, el excandidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, expresó que una alianza del PRD con el PAN para las elecciones en el estado de México sería una traición a los principios del partido y a los militantes perredistas.

Ese día, el exjefe de Gobierno del DF indicó: “Estamos en un momento de definiciones, cada quien agarrará el camino que considere más conveniente a su manera de pensar y a su forma de ser”.

Dos días antes, el ex diputado federal Horacio Duarte Olivares solicitó a la dirigencia nacional del PRD que se efectuara un plebiscito con la militancia para decidir si ese instituto político debía ir en alianza  o no con el PAN en el estado de México.

Duarte Olivares dijo que sería un error político no considerar a la militancia y que la consulta serviría para "legitimar en cualquier de las decisiones que tome la militancia".

Comentarios