Priorizar la educación, pide la OCDE a Calderón

martes, 19 de octubre de 2010

MÉXICO, DF, 19 de octubre (apro).- El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría, hizo un llamado al gobierno de Felipe Calderón para mejorar la calidad de las escuelas.
Sostuvo que la educación debe ser la “prioridad número uno”, pues de otra manera, advirtió, México tardará más de medio siglo en alcanzar los niveles óptimos que tienen otras naciones.
Gurría Treviño refirió que si se mantiene una política de educación de calidad como la prioridad número uno, “lo podemos lograr, pero aún así tomará entre 30, 40, 50 años, de manera que nunca es tarde para empezar”.
Ante el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Alonso Lujambio, dijo que “en lugar de rasgarnos las vestiduras y estar quejándonos de que se nos fue el tren, de que hemos perdido competitividad u oportunidades, lo que hay que hacer es tomar al toro por los cuernos y de inmediato ponernos a trabajar”.
En la presentación de las conclusiones del “Acuerdo de cooperación México-OCDE para mejorar la calidad de la educación de las escuelas mexicanas”, Gurría añadió que a pesar de los recortes presupuestarios que se registran en todas las naciones, la inversión debe mantenerse siempre en la educación.
Y en este caso, aclaró el representante de la OCDE, no valen las expresiones de “ya se acabó el sexenio” o de que hay algún evento electoral, porque siempre los habrá.
Si en la OCDE, ejemplificó Gurría, “estuviésemos detenidos por los procesos electorales, jamás daríamos el golpe respecto a ningún tema de nada, porque siempre hay algún evento político que impide que haya el mejor momento”.
Enseguida sugirió la creación de un grupo de trabajo que no sólo evalúe los objetivos y políticas instrumentales, sino que ponga en práctica las 15 recomendaciones que la OCDE propone a México.
Advirtió que el país necesita contar con ciudadanos más preparados, lo que implica forzosamente la profesionalización del reclutamiento, la selección y evaluación de docentes. “Si es que hay una palabra que es un hilo conductor entre todos los niveles (alumnos, maestros, escuelas, directores) es evaluación. Eso es lo que va a permitir avanzar hacia este tema complejo de la educación”.
Comentó que las escuelas necesitan de recursos estables para su financiamiento que correspondan a sus necesidades específicas, dado que el sistema de educación básica cuenta con casi 220 mil escuelas, pero sólo la mitad tiene acceso a programas de apoyos estatales y federales.

Comentarios