Revela AMLO acercamiento con empresarios; se sienten engañados, dijo

miércoles, 20 de octubre de 2010

MONTERREY, N.L., 20 de octubre (apro).- El excandidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador afirmó que los empresarios han buscado con él un acercamiento, tras sostener que fueron “engañados” en la campaña de 2006 por quienes le “robaron” la Presidencia de la República.
             “Muchos empresarios están ahora en una actitud distinta. Fueron engañados, manipulados y están buscando acercamiento con nosotros y nosotros también acercamientos con ellos y creo que nos vamos a entender. Sin embargo, aclaro, con los empresarios, no con los traficantes de influencias, porque hay que separarlos”, dijo.
          En una visita a esta ciudad para presentar el eje económico de su proyecto de nación, López Obrador dijo que en su plan de reconstrucción del país contempla una reforma fiscal que hará que paguen más quienes más tienen, lo que, pese a ello, afirmó, no implica adoptar una actitud hostil hacia quienes “cumplen con la importante función de generar empleos”.
           Ante unas 500 personas reunidas en el Antiguo Museo Metropolitano de Monterrey, López Obrador afirmó que, tras haber sido “engañados” en la pasada campaña presidencial, los hombres de negocios del país están desesperados por las condiciones en las que trabajan.
          “La respuesta de los empresarios (hacia mi campaña) ha estado bien. Hay mucha desesperación en esta crisis. En el 2006 los engañaron diciendo que yo era un peligro para México y que si había un cambio iba a haber caos en el país. Les metieron mucho miedo y los manipularon.
           “Muchos creyeron en eso, pero al paso del tiempo se está demostrando el fraude electoral. El hecho de que nos robaron la presidencia costó mucho al pueblo… Si no nos hubieran robado la presidencia no estaría el país como se encuentra. No habría el desempleo que hay ni la inseguridad y la violencia”, dijo López Obrador en conferencia de prensa posterior a su exposición, que inició después de la 6 de la tarde.
            Acompañado por el senador Alberto Anaya, dirigente del Partido del Trabajo y economistas que crearon la propuesta económica que presenta en todo el país, López Obrador rechazó definir su preferencia partidista después de su distanciamiento de la dirigencia del PRD, al que pertenece.
            Afirmó: “Yo quiero la transformación de México; que haya democracia en el país con dimensión social. No quiero alianzas ni con el PRI ni con el PAN porque son lo mismo”.
             En el caso de Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno del Distrito Federal y también aspirante a Presidencia de la República, López Obrador expresó sus reservas sobre una eventual alianza con Acción Nacional. “No creo yo porque ya no sería congruente, ni por estrategia. El PAN y el PRI son lo mismo; los dos partidos están con la mafia del poder. Los utilizan los 30 potentados de acuerdo a lo que les conviene”.
             Al referirse a Nuevo León, López Obrador consideró que en el estado hay un “pueblo demasiado grande” para el gobernador priista Rodrigo Medina de la Cruz. “Aquí engañaron con el que está de gobernador, un modelito mediático con su copetito igual al de (Enrique) Peña Nieto, porque son gemelos, con el apoyo de Televisa”, indicó.
          “(Natividad) González Parás, (Carlos) Salinas de Gortari y Televisa, impusieron a Rodrigo. Lleva un año y miren cómo está la situación de Nuevo León. Ahora me gustaría que vinieran Natividad, Salinas y Televisa a apoyarlo. Eso ya no funciona. Lo de Peña Nieto es una telenovela. Lo han introducido al mercado como producto chatarra, así como introdujeron a este Medina, que no da el ancho… Mucho pueblo Nuevo León para tan poco gobernador”, afirmó.
             En su discurso, López Obrador reprochó a la “mafia del poder haber destruido el país con un saqueo que fue peor que el de la época colonial”.
           Dijo que es momento de detener a quienes están destruyendo al país y que terminarán “por desgraciar a todos”, aunque llamó a la ciudadanía a emprender una “renovación de la vida pública por la vía pacífica, sin violencia, pero con un cambio que debe empezarse de abajo hacia arriba con un despertar de conciencias”.
             López Obrador dijo que, de llegar a la Presidencia de la República, retirará los privilegios a los altos funcionarios, a los que les quitará el seguro de gastos médicos “para que acudan a la seguridad social y recurran al seguro popular, para que vean lo que se siente”.
            El exjefe de Gobierno del Distrito Federal dijo que espera presentar su proyecto de nación completo el 21 de marzo de 2011.

Comentarios