Cifras de daños confrontan a gobiernos federal y de Tabasco

jueves, 21 de octubre de 2010

VILLAHERMOSA, Tab., 21 de octubre (apro).- Al igual que el año pasado, las cifras de daños ocasionados por las inundaciones en la entidad de nueva cuenta confrontan al mandatario estatal Andrés Granier Melo con el gobierno federal. 
Desde principios de octubre, el gobernador priista estimó las pérdidas en unos siete mil millones de pesos por daños a la infraestructura carretera, escuelas, hospitales, industria, agricultura, ganadería, comercio y otros sectores económicos.
El pasado miércoles 20, el delegado de la Secretaría de Gobernación (Segob) en la entidad, Pedro Gabriel Hidalgo Cáceres, consideró “irresponsable” adelantar cifras y aclaró que no hay nada oficial todavía, debido a que no se han contabilizado los daños.
Dijo que hay que esperar a que la contingencia concluya para que, de manera conjunta, autoridades federales y estatales, hagan una evaluación objetiva.
En consonancia, el dirigente del Partido Acción Nacional (PAN) en esta capital, Ricardo González Reyes, tachó de “falacia” que los daños asciendan a 7 mil millones de pesos, y acusó al gobernador de pretender “aprovecharse de la situación”.
Comparó que Veracruz, que tuvo mayores afectaciones, está pidiendo 4 mil millones de pesos para su reconstrucción, por lo que no es creíble, reviró, la cifra que ha venido manejando Granier Melo para Tabasco.
Hoy el gobernador reiteró que, según sus estimaciones, los daños en Tabasco ascienden a unos 7 mil millones de pesos.
“Hablamos en estimado con base en el tamaño de los daños. Eso se particulariza y concreta a la hora de hacer los presupuestos, no hay ningún problema. Es un estimado a daños en el campo, carreteras, puentes, hospitales; si salen mil es mil y si salen 3 mil es 3 mil, que sea lo que realmente se dañó”, manifestó.
El titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), Ignacio Lastra Marín, dijo que se justifican los daños estimados por el gobernador porque la contingencia se ha prolongado por tres meses.
“Esto es lo que no tienen otras entidades”, argumentó el funcionario.
En noviembre de 2009, la coordinadora de Protección Civil de la Segob, Laura Gurza, confrontó al gobernador Granier por el número de afectados por la inundación en la región de La Chontalpa.
Granier Melo sostenía que había 200 mil damnificados, pero para la funcionaria federal sólo eran 40 mil, y dejó entrever que si el Ejecutivo estatal “inflaba” las cifras, era porque buscaba conseguir mayor presupuesto para 2011.
--El gobernador Granier ha señalado que hay 200 mil damnificados y que todo el estado de Tabasco está afectado, ¿qué opinión le merece esto? --se le preguntó a Laura Gurza.
“Se están otorgando apoyos para alrededor de 40 mil personas, que es el índice de población que está atendiendo Fonden. Hay en este momento toda una discusión en torno al presupuesto, quizás es un asunto de estrategia, no lo sé, pero yo diría que definitivamente no todo Tabasco es un desastre; me da pena contradecir al gobernador”, respondió.
Granier Melo contraatacó:
“Nada más digo que si no nos creen que los vengan a contar. Hay 200 mil tabasqueños que necesitan comer porque están afectados. Lo que pasa es que en los escritorios las cuentas son unas y en la realidad son otras. Si el pueblo no tuviese hambre, no se vendría a formar por una despensa”, puntualizó.

Comentarios