PGJ identifica a "El Mouse" como responsable de masacre contra jóvenes en Juárez

lunes, 25 de octubre de 2010

MÉXICO, D.F., 25 de octubre (apro).- La Procuraduría General de Justicia de Chihuahua (PGJ) busca a un hombre --del que sólo proporcionó sus alias: El Ratón, o El Mouse--, identificado como el “objetivo” de la matanza de 14 jóvenes la medianoche del viernes en la colonia Horizontes del Sur, de Ciudad Juárez, perpetrada, presuntamente, por el grupo delictivo Los Aztecas.

Esta es la segunda masacre de jóvenes perpetrada en esa ciudad limítrofe con Estados Unidos que ocurre en este año. La primera, a principios del 2010, el 30 de enero, en la colonia Villas de Salvarcar, donde fueron ejecutados 15 jóvenes que se divertían en una fiesta privada.

De acuerdo con informes de la PGJ, que este lunes dio a conocer el retrato hablado de El Mouse, el sujeto es “pieza clave” en las investigaciones para esclarecer la matanza. Al parecer, El Ratón, resultó herido pero logró escapar.

Hasta el momento, las autoridades de Chihuahua han tomado declaración a 32 personas que presenciaron la masacre, quienes, confirmaron que los sicarios llegaron al lugar a bordo de un Jetta negro y dos camionetas, entre ellas, una Explorer blanca. Hasta el momento se ha confirmado la muerte de 14 personas, entre ellas, seis mujeres y cuatro menores de edad.

Entre las 19 personas que resultaron heridas hay una niña de nueve años y una joven de 16 años de edad.

De acuerdo con declaraciones de uno de los sobrevivientes, los agresores, presuntamente la banda de Los Aztecas, vinculada con el cártel de Sinaloa, que encabeza Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, portaban fusiles de asalto y cubrían sus rostros con capuchas.

Hasta el momento, las autoridades del estado no han determinado el móvil de la masacre; tampoco han informado si El Mouse pertenece a alguna organización criminal de las que actualmente se disputan la plaza: Los Aztecas, presuntos agresores, y La Línea, brazo armado del cártel de Juárez.

 

Moreira confirma responsabilidad de la policía

En otro tema, en Saltillo, Coahuila, el gobernador Humberto Moreira Valdés confirmó hoy que la muerte de una mujer y sus dos hijos menores durante un operativo la madrugada del domingo, fue causada por disparos de la policía estatal, y advirtió que se castigará a los responsables. Sin embargo, aclaró que se trató de “un grave error”.

La madrugada del domingo 24, un convoy integrado por el grupo especial de la Policía Investigadora (PI), la Policía Federal y militares, se enfrentó a tiros con un comando que logró escapar.

Cerca del operativo, María Angélica Galindo Sánchez, sus hijos Karen Alejandra y Ricardo Siller Galindo, de 18 y 14 años, respectivamente, miembros de una prominente familia de Saltillo,  transitaban a bordo de una camioneta Avalanche color blanco. Según el fiscal general, el vehículo era parecido al que utilizaron los sicarios.

En la esquina de los bulevares Felipe J. Mery y Antonio Cárdenas, un policía ministerial revisó la camioneta de la mujer, por lo que dio la alerta a sus compañeros de que la Avalanche era tripulada por una familia.

Sin embargo, al aproximarse a la línea de fuego, empezaron a disparar, acribillando a la mujer con sus hijos. La camioneta brincó un camellón y cayó en una zanja, paralela a la vialidad.

El domingo, el procurador de Justicia, Jesús Torres Charles, descartó que hubieran sido militares quienes dispararon.  (Con información de Arturo Rodríguez).

Comentarios