Exige CDHDF a Ebrard esclarecer masacre de Tepito

jueves, 28 de octubre de 2010

MEXICO, D.F., 28 de octubre (apor).- La masacre de seis jóvenes en Tepito, esta madrugada, demuestra que el Distrito Federal no es ajeno a la guerra entre bandas del crimen organizado, afirmó Luis González Placencia, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).     

González Placencia pidió al gobierno de Marcelo Ebrard el esclarecimiento de los hechos ocurridos esta madrugada cuando un comando, a bordo de dos camionetas, asesinó a siete jóvenes que estaban reunidos frente a una miscelánea en el barrio de Tepito.

Seis murieron en el lugar y otro resultó herido de gravedad.

Horas después del multihomicidio, el procurador del Distrito Federal, Miguel Mancera, dijo que dos de las víctimas tenían antecedentes penales por robo a transeúntes y de vehículo, y señaló que en el ataque se utilizaron un arma larga, una calibre .9 milímetros y una .223.

 Mancera descartó el móvil de narcotráfico.

 Poco después, el secretario de Gobierno, José Ángel Ávila, desvinculó los hechos con otras masacres de jóvenes ocurridas esta semana en Ciudad Juárez, Chihuahua, Tijuana, Baja California y Tepic, Nayarit, y consideró que las víctimas estaban relacionadas con el narcomenudeo.

González Placencia señaló que, pese a que el gobierno capitalino trata de minimizar los crímenes, datos como “el tipo de armamento y el modus operandi” corresponden a patrones del crimen organizado.

De hechos de violencia similares a los ocurridos esta madrugada en la capital del país, González Placencia insistió que “tienen que ver sin duda con fenómenos relacionados con el crimen organizado. Los datos con los que se cuenta no dejan ver que se trate de fenómenos de otra naturaleza. Creo que enfrentarlo de ese modo es importante porque es la única manera de establecer mecanismos que puedan ser eficientes”.

 Apuntó que lo ocurrido es una señal de alerta sobre las fallas que existen en materia de seguridad en la ciudad de  México.

“Sí hay un déficit. El que estos eventos estén ocurriendo, aunque estén localizados y tengan motivaciones específicas, es un dato que debe alarmar en términos de seguridad. Algo está fallando: o la inteligencia o la política criminal, y es momento de revisarlo y corregirlo”, señaló.

 El ombudsman capitalino puntualizó que la violencia y la falta de seguridad en la ciudad de México, es un problema que debe  ser asumido por el gobierno capitalino. “No es necesario que haya un número de muertos específicos. Hay datos que dejan ver que este fenómeno puede ser visto, sin duda alguna, como una manifestación de criminalidad organizada, probablemente todavía de un nivel local, pero se requiere de toda la atención del gobierno de la ciudad para evitar que este tipo de fenómenos se repitan”.

Sobre la posible intervención de la Policía Federal para patrullar la ciudad, González Placencia dijo que, de considerarse necesaria  la participación de esa corporación, tendría que realizarse en coordinación con la policía capitalina.

Sin embargo, rechazó que lo ocurrido pueda ser pretexto para que elementos del Ejército vigilen las calles de la capital del país.

“Nosotros nos hemos manifestado en contra de que las Fuerzas Armadas participen de la Seguridad Pública, primero porque entendemos que tienen una capacitación distinta y criterios diferentes de actuación. Más bien su intervención, en muchos casos, pone en riesgo la vida de las personas. Esperamos que eso no sea necesario; que las autoridades tengan capacidad para poder resolver el problema”, resaltó.