Exigen cancelar concesión a minera canadiense en Chiapas

viernes, 8 de octubre de 2010

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 08 de octubre (apro).- Fieles católicos del municipio de Chicomuselo exigieron hoy los gobiernos estatal y federal la “cancelación definitiva de la exploración y explotación de minerales” de la empresa canadiense Blackfire Exploration Ltd.
Además, anunciaron una movilización el próximo domingo en ese municipio, donde también exigirán justicia por la muerte del activista Mariano Abarca Roblero, acribillado a tiros el 27 de noviembre del 2009.
En un comunicado, denunciaron que desde la llegada de la empresa minera canadiense Blackfire a Chicomuselo “se han presentado distintos problemas, producto de sus acciones depredadoras y de menosprecio, tanto a las leyes de protección del medio ambiente como a la población en su conjunto. Esto, con la mirada complaciente de las autoridades de los tres niveles de gobierno”.
Recordaron que a principios del 2008 inició la resistencia en contra de la minera canadiense por parte de los habitantes de los ejidos y la cabecera municipal de Chicomuselo.
Sin embargo, el movimiento no trascendió hasta que fue asesinado Mariano Abarca. Entonces, el gobierno estatal, a través de la Secretaría del Medio Ambiente, Vivienda e Historia Natural (Semavihn), “actuó” contra Blackfire, al cancelar de forma temporal sus operaciones mineras.
En respuesta, la empresa minera buscó el amparo federal en contra de las acciones jurídicas de la Semavihn y ahora amenaza con volver a la región.
Por esa razón, advirtieron los católicos, sigue vigente el conflicto entre los pueblos indígenas y la empresa canadiense.
Finalmente, los feligreses también exigieron que se frenen las amenazas en contra del sacerdote Eleazar Juárez Flores, cura de la parroquia de Chicomucelo, así como que se le garantice la vida.