Responde Gobierno a "La Familia": no negociamos con delincuentes

miércoles, 10 de noviembre de 2010

MÉXICO, D.F., 10 de noviembre (apro).- Funcionarios del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) y de la Procuraduría General de la República (PGR) advirtieron hoy por separado que el gobierno federal no negocia con delincuentes.

En respuesta al ofrecimiento de disolución que hizo La Familia a cambio de que las autoridades federales garanticen la paz en Michoacán, Juan Miguel Alcántara Soria, secretario ejecutivo del SNSP, y Ricardo Nájera, vocero de la PGR, afirmaron que el presidente Felipe Calderón no está dispuesto a negociar de ninguna manera con capos del narcotráfico.

"No creo que haya base para una autoridad, sustentada en la ley, para una negociación que implicaría no perseguir a quien ya infringió la ley", dijo Alcántara Soria.

En entrevista, el funcionario señaló que cualquier negociación con integrantes de la delincuencia organizada implicaría renunciar a sus obligaciones y responsabilidades constitucionales.

Por separado, el vocero de la PGR, Ricardo Nájera, manifestó que ni el gobierno federal ni la dependencia en la que labora van a pactar con delincuentes “y menos con delincuencia organizada en ningún sentido. La obligación de la Procuraduría es el respeto absoluto a la ley", agregó.

Y advirtió que las investigaciones de la PGR contra integrantes de La Familia Michoacana siguen vigentes, por lo que se seguirá actuando en contra del grupo criminal.

De su lado, Alcántara Soria pidió manejar con cuidado el contenido del mensaje enviado a medios de comunicación michoacanos, ya que si proviene de un grupo delictivo puede no ser verídico.

"Hay que tener mucho cuidado, porque si ya han incursionado en el mundo de la ilegalidad, no sería imposible que también la consistencia o la congruencia de este comunicado no se dé en los hechos. Lo cierto es que en un estado de Derecho la autoridad tiene una exigencia legal, un mandato constitucional que perseguir (…) La autoridad debe seguir cumpliendo con sus obligaciones", afirmó.

En tanto, el gobernador de Michoacán, Leonel Godoy, desestimó el mensaje de la organización criminal al señalar: "Yo no especulo sobre especulaciones".

El cártel de La Familia anunció la noche de ayer su disposición a disolverse, siempre y cuando, aclaró, el gobierno de Felipe Calderón ponga fin a los operativos y detenciones, así como a los “innumerables atropellos” cometidos bajo la excusa del combate al narcotráfico.

"Esta organización no quiere ser el pretexto para que las autoridades continúen lacerando y sobajando los derechos humanos de nuestros hermanos michoacanos", decía el boletín enviado a diversos medios locales y pegado en postes, casetas telefónicas y casas de Zitácuaro, Michoacán.

Y añadía que por esas razones “y con la incertidumbre de dejar nuevamente en manos de las autoridades la seguridad de nuestro estado, hemos decidido replegarnos y reintegrarnos a nuestras actividades productivas".

No es la primera vez que ‘La Familia’ busca llegar a un acuerdo con el gobierno de Calderón. En julio de 2009, Servando Gómez Martínez, La Tuta, buscó un pacto con Calderón al pedirle --a través de un enlace telefónico con el programa Voz y solución, en una televisora michoacana-- que los escuchara, y manifestó su respeto por el Ejército y la Armada de México.

En respuesta, el entonces secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, afirmó que el gobierno federal no dialogaría, no pactaría ni negociaría jamás con ninguna organización delictiva.

Entre otras cosas, en la llamada que La Tuta hizo a la televisora local, dijo: “Señor, oiga, únicamente queremos hacer un comentario, queremos que alguien lo sepa, queremos que el señor presidente de la República, el señor Felipe Calderón, sepa que no somos sus enemigos, nosotros lo estimamos al señor, somos personas conscientes, sabemos que nuestro trabajo es mal visto por la sociedad (…)

“Nosotros queremos decirles y queremos que alguien nos escuche, que nos escuche el presidente de la República Mexicana, el señor Felipe Calderón.

“Nosotros, nuestro pleito única y exclusivamente es con la Policía Federal Preventiva y la SIEDO. ¿Por qué? Porque están atacando a nuestras familias. Yo sé, yo pertenezco a un grupo que nosotros no queremos actuar mal, ahorita le voy a explicar motivos, pero ellos vienen y fabrican culpables, se están llevando gente inocente en todo el estado de Michoacán, se llevan gente inocente y están haciendo lo indebido.

“Nosotros respetamos al 100% al Ejército Mexicano y a la Armada de México. Se llevan a presidentes municipales, se llevan a todo mundo fabricando culpables, gente inocente que nada tiene que ver con nosotros y no es porque los defienda, pero es la realidad.

“Nosotros queremos que nos escuchen, cuando ellos se dediquen completamente a actuar contra nosotros, los miembros activos, nosotros los vamos a respetar (…)

Comentarios