Caricaturas de EU sobre la Revolución Mexicana

jueves, 11 de noviembre de 2010

MÉXICO, DF, 11 de noviembre (apro).- La Revolución Mexicana en el espejo de la caricatura estadunidense es el nombre de la muestra que actualmente se presenta en el Museo de Arte Carrillo Gil, dentro de los festejos y reflexiones sobre el Bicentenario de la Independencia Nacional y, en este caso, el Centenario de la Revolución.

         Juan Manuel Aurocochea, investigador independiente quien ha realizado estudios acerca de la historieta, la caricatura, la fotografía y el cine mexicano, recibió la beca Guggenheim para emprender un proyecto de estudio que dio por resultado la presente exposición.

         La Revolución Mexicana, como hecho histórico fundamental del país, fue comentada a través de los caricaturistas estadunidenses hace un siglo. Cabe resaltar la impresionante frecuencia y el lugar predominante que le otorgó la prensa estadunidense a la gesta revolucionaria mexicana en las primeras planas de los periódicos por aquellas fechas. 

         Como es de suponerse, las visiones y opiniones gringas se ven reflejadas en sus caricaturas, teniendo particular interés por opinar e influir en la opinión pública y en determinadas políticas del gobierno estadunidense.

         La muestra extensa y compleja despliega gran cantidad de caricaturas que se han llegado a convertir en un valioso referente histórico, permitiendo al público en general que asiste a La Revolución Mexicana en el espejo de la caricatura estadunidense analizar aquella sesgada visión imperialista que poseen los estadunidenses de nuestro país.

La imagen del México revolucionario puede ser interpretada con fines políticos, sin una rigurosa investigación de quiénes somos los mexicanos. Por lo tanto, resulta interesante cómo esta muestra presenta una visión esquemática pero, al mismo tiempo, dolorosa en torno al pueblo de México y sus líderes. Se trata de una mirada que revela a los mexicanos como seres primitivos, ambiciosos, brutos y simples, sin jamás penetrar en la verdadera naturaleza humana, social y política de una nación.

Vale la pena acercarse a dichas caricaturas, pues logran brindar un panorama bastante completo sobre el tema revolucionario mexicano, todas fruto de una muy seria investigación a cargo de Aurocochea y que muestran cómo Estados Unidos ha querido enaltecerse frente a nuestro país (y muchos otros).

Después de cien años, nosotros como país debemos reflexionar y preguntarnos al ver la muestra La Revolución Mexicana en el espejo de la caricatura estadunidense (que permanecerá abierta hasta el 20 de marzo del 2011) cuáles han sido realmente los cambios que nuestra nación ha experimentado ante tal visión egocéntrica del vecino imperialista del norte.

 

Ciclo de videos

 

Asimismo, el Museo de Arte Carrillo Gil abrió desde junio un nuevo salón de video contemporáneo titulado Modo de empleo, donde se han seleccionado los trabajos en los últimos cinco años de diversos géneros que se encuentran dentro de su archivo visual para rescate y exhibición al público.

         La primera edición de Modo de empleo terminará su fase inicial de proyecciones en diciembre, con la curaduría de Sara Demeuse, quien eligió los videos cuyos géneros para este ciclo abarcan el documental, las autobiografías, las películas home movie y otros destinados a la televisión.

         Las sesiones de video se complementan con actividades paralelas, donde participan artistas a quienes se les ha invitado a laborar en la videoteca del Carrillo Gil. Por ejemplo, entre aquellos trabajos de creadores en cartelera se encuentra Riyo 1999, de Dominique González-Foerster, del 3 de noviembre al 1 de diciembre.

         El Museo de Arte Carrillo Gil se encuentra ubicado en avenida Revolución 1608, esquina con Altavista, en San Ángel, al sur de la Ciudad de México.

 

mav

--FIN DE NOTA—

bp/vv

Comentarios