Se impuso "visión de corto plazo" en gasto, acusa el IMEF

martes, 16 de noviembre de 2010

MÉXICO, DF, 16 de noviembre (apro).- El Presupuesto de Egresos 2011, aprobado la víspera por la Cámara de Diputados, es resultado de “una visión de corto plazo”, principalmente en infraestructura, criticó el presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Gustavo Rodarte.
    En conferencia de prensa, señaló que “en vez de dar prioridad a las obras para la siguiente generación, se da prioridad a las obras para la siguiente elección. Deben evitarse –advirtió-- intereses electoreros o partidistas en la asignación de recursos a infraestructura”.
     Rodarte sostuvo que ante la ausencia de visión a largo plazo, seguirán las obras inconclusas, así como los subejercicios en el rubro de infraestructura, debido a la falta de proyectos ejecutivos y de derechos de vía.
    El directivo, socio del IMEF desde el 2000, sugirió que los proyectos de infraestructura deben ser sometidos a un proceso de evaluación y aprobación para después integrarlos en el Plan Nacional de Infraestructura, cuya visión de largo plazo omitiría la contaminación del ámbito político.
    “Actualmente se queda mucho dinero en el subejercicio porque los proyectos autorizados al vapor, después de unos meses, a nadie interesan”, recalcó.
No obstante, Rodarte de la Serna reconoció la responsabilidad mostrada por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Secretaría de la Defensa (Sedena) al no solicitar mayor reasignación de recursos, a diferencia de otras instituciones.
El directivo reiteró la necesidad de implementar presupuestos de dos o tres años, que eviten intereses electoreros o partidistas en la asignación de recursos a infraestructura, rubro que también requiere mayor tiempo de ejecución.
El IMEF consideró que el gasto aprobado no prevé un crecimiento importante; como consecuencia, tampoco se augura la generación de empleos:
“Es un presupuesto muy cortito. Lo que verdaderamente hace falta en este país es que se generen empleos y este presupuesto no tiene previsto un crecimiento importante”, acotó.
Por su parte, Carlos de la Fuente Aguirre, presidente del Comité Técnico Nacional de Seguridad Social del IMEF, advirtió que la Ley de Fomento al Primer Empleo --aprobada por el Senado el pasado 26 de octubre-- no combate el problema de la desocupación, que al tercer trimestre del 2010 se ubicó en una tasa de 5.6%
“La vigencia de esta reforma está limitada a tres años y el beneficio máximo se disminuye en 25% para el segundo y tercer años; después de ese plazo se regresará al sistema actual”, explicó el directivo.
El IMEF también criticó la llamada “ley Beltrones”, como una solución emergente y corta para contrarrestar el desempleo, debido a que no podrán verse materializados resultados suficientemente sustanciales que atraigan a inversionistas mexicanos y extranjeros a invertir en el capital humano nacional.
De la Fuente concluyó que “se deben explorar otras alternativas, el esquema de primer empleo no es nuevo, se dio a conocer en el Diario Oficial de la Federación en el 2007 y nunca supimos ni sabremos los verdaderos resultados”.

Comentarios