Vuelven "Los Tudor" por canal LIV

viernes, 19 de noviembre de 2010

MÉXICO, D. F., 17 de noviembre (apro).- El canal de paga LIV presenta la cuarta y última temporada de la serie Los Tudor, basada en el reinado de Enrique VIII de Inglaterra, protagonizada por el actor irlandés Johathan Rhys-Meyers.

Dicha serie se estrenó el 1 de abril de 2007 en Showtime; pero LIV la recupera y se proyecta todos los martes a 22 horas.

Es un drama-historia-romance muy interesante, en el que se ve a Enrique VIII (28 de junio de 1941-28 de enero de 1547), quien fue rey de Inglaterra y señor de Irlanda. Fue el segundo monarca de la casa Tudor, descendiente de Enrique VII. Además, fue famoso porque rompió con Roma, se casó seis veces y ejerció el poder más absoluto entre todos los monarcas ingleses.

Los hechos más notables de su reinado incluyen su separación de la Iglesia Católica Romana y su establecimiento como cabeza de la iglesia anglicana; la disolución de los monasterios, y la unión de Inglaterra con Gales.

Además, promulgó legislaciones importantes y protegió al pintor alemán Hans Holbein, quien retrato a varios personajes de su reinado, y al propio Enrique VIII.

Pero los hechos ocurridos en la serie difieren de los reales, ya que Michael Hirts, el responsable del proyecto, se tomó muchas libertades con nombres de personajes, relaciones, apariencia física y el año en el que ocurrieron algunos sucesos.

Por ejemplo, en aquella época aún no se les llamaba a los reyes por el nombre de “su majestad”, el cual se utiliza mucho en los episodios.

Es cierto que Bessie Blount fue una de las amantes más conocidas de Enrique VIII, incluso, tuvo un hijo ilegítimo con él, pero históricamente su hijo  no murió siendo un niño, sino a los 17 años. Tampoco hay evidencia de que el compositor Thomas Tallis fuera bisexual, como se muestra en la serie.

Se hace alusión al estado “Vaticano” cuando se habla del Papa en esta popular serie, aunque lo cierto es que el Estado del Vaticano se fundó en 1922 y lo correcto hubiera sido decir “Roma” o “la Iglesia”.

En realidad, Los Tudor, filmada en Irlanda, ofrece muy buenas actuaciones, buena fotografía, excelente música y una trama con mucha acción y adrenalina. También actúan Callum Blue, Henry Cavil y Sam Nelly.

Vale la volver a ver Los Tudor y disfrutar de todas las vicisitudes que enfrentan los personajes.

Comentarios