El gobierno de Calderón incumple sentencia de la CoIDH: Tita Radilla

martes, 23 de noviembre de 2010

MEXICO, D.F., 23 de noviembre (apro).- A un año de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) condenó a México por la desaparición forzada del líder campesino Rosendo Radilla Pacheco, el gobierno de Felipe Calderón “ha demostrado que no tiene voluntad política para acatar una sentencia de cumplimiento obligatorio; todo es una simulación”, afirmó Tita Radilla, hija del desaparecido.
    Presidenta de la Asociación de Familiares de Detenidos, Desaparecidos y Víctimas de Violaciones a Derechos Humanos (AFADEM), Radilla Martínez  se refirió al caso durante la presentación del libro La sentencia de la Corte ID. Caso Radilla Pacheco vs. Estados Unidos Mexicanos, en el que se incluye el peritaje histórico que aportó para el juicio ante el tribunal interamericano el fallecido escritor Carlos Montemayor, autor del libro Guerra en el paraíso, que trata sobre la “guerra sucia” de los años setenta en el estado de Guerrero, contexto en el que se dio la desaparición de Radilla Pacheco.
    La activista señaló que, a menos de un mes de que el gobierno de Felipe Calderón envíe un informe sobre la situación que guarda la sentencia que la CoIDH dio a conocer el 15 de diciembre, “los avances han sido mínimos. El gobierno se ha negado a lo más importante: la localización de los restos de mi papá”.
            Radilla Martínez señaló que hasta ahora “todo se limita a la publicación de la sentencia en un periódico nacional y en el Diario Oficial de la Federación (DOF), y a “una simulación de búsqueda de los restos de mi padre en un lugar donde hace dos años se excavó y se demostró que no hay nada”.
    Representante de cientos de familiares de desaparecidos en Guerrero, Radilla Martínez sostuvo que en las negociaciones para el cumplimiento de la sentencia en la Secretaría de Gobernación “lo que hemos visto es que hay resistencia para el cumplimiento”.
    Dijo que para la publicación de la semblanza de vida de Radilla Pacheco, “decidieron que lo harían siempre y cuando en la contraportada se incluyera una leyenda en la que se señalara que el contenido del texto no era la opinión del gobierno de Calderón, lo que fue rechazado por nosotros.
             “Para la realización del memorial, nosotros propusimos que se incluyeran los nombres de los desaparecidos, lo que fue rechazado. Entonces dijimos que se omitiera el nombre de Rosendo y se pusiera, ‘en memoria de las víctimas de la guerra sucia’. Para ellos resultaba peor porque se niegan a reconocer ese pasaje en la historia de México. No quieren admitir el papel que jugó el Ejército como instrumento del terrorismo de Estado”, señaló.
           Por su parte, Humberto Guerrero Rosales, abogado de la familia Radilla Martínez, dijo hasta ahora no se han hecho las reformas del Código de Justicia Militar ni del Código Federal de Procedimientos Penales, cómo ordenó la CoIDH, “sin contar con que la iniciativa enviada por el presidente Calderón no cumple con los estándares mínimos del derecho internacional en derechos humanos”.
    La hija del líder campesino insistió que mientras no se cumpla lo principal, “la investigación para la localización de los restos de mi papá nada importa, ni el memorial ni la semblanza de vida ni la disculpa pública ni mucho menos la indemnización, que no hemos aceptado”.
    A pesar de todo, sostuvo Tita Radilla, “estamos dispuestos a seguir  luchando por la justicia, porque se sepa qué pasó con nuestros desaparecidos, no sólo es el caso de Rosendo, sino de cientos de personas a las que se llevaron los militares en los años setenta y que son esperados por sus familias. Si ya esperamos más de 30 años, todavía podemos esperar más”.

Comentarios