Expone AMLO su proyecto de nación ante chiapanecos

miércoles, 3 de noviembre de 2010

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 3 de noviembre (apro).- El excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador sostuvo que pese a la “situación de decadencia en que se encuentra el país, todavía es posible sacarlo adelante”, y para ello sólo será necesario echar mano de los postulados de su Proyecto Alternativo de Nación, que representa lo opuesto de las políticas neoliberales.

Acompañado de Armando Bartra, Héctor Díaz Polanco y Víctor Suárez Carrera, López Obrador presentó esta noche en Chiapas la perspectiva social de su Proyecto Alternativo de Nación ante miles de sus simpatizantes que acudieron para escucharle y ovacionar su discurso.

“Democracia sí, oligarquía no”, indicó el político tabasqueño al momento de proponer que se eliminen los monopolios y se reduzca la riqueza acumulada en pocas manos.

Una de las salidas, apuntó, es el “adelgazamiento” del gasto corriente, porque es mucho dinero del presupuesto el que se destina para mantener a la alta burocracia mexicana.

El exjefe de gobierno de la Ciudad de México afirmó que bajar los sueldos a los altos funcionarios sería una medida efectiva, pues representan “un insulto” en un país con una grave pobreza.

Aclaró que no sólo en el Ejecutivo federal se dan esos derroches, sino hasta en el Poder Judicial, por eso es urgente también acabar con los privilegios fiscales, entre otras medidas

En el acto, Bartra destacó que no es casual que la perspectiva social del movimiento que encabeza López Obrador se haya optado por presentarla en Chiapas, donde se dan los más altos contrastes de la nación; “es un estado rico con mucha pobreza”, acotó.

Expuso que el Proyecto Alternativo de Nación pone como prioridad atender las necesidades básicas de los mexicanos para poder terminar con la pobreza, e indicó que la lucha contra el crimen organizado tiene que ver con dar a los mexicanos una opción real para salir de la pobreza y no paliativos que en nada ponen fin a las necesidades.

Explicó que es vergonzoso ver cómo los mexicanos mueren de enfermedades curables. Mencionó que ya no es posible seguir teniendo en México más jóvenes que “ni estudian ni trabajan”.

También expuso que disfrutar de una larga vida segura después de muchos años de trabajo debería ser una garantía de los mexicanos y no la incertidumbre que ahora persiste.

Mencionó que no darle opción a los jóvenes es orillarlos a la migración, al empleo informal y, en el peor de los casos, se les empuja hacia la delincuencia.

Por su parte, Suárez Carrera habló sobre la propuesta para el campo que impulsa el Proyecto Alternativo de Nación, que dijo se pondrá en marcha tan pronto como el tabasqueño gane la Presidencia de la República en el 2012.

Luego deploró los efectos del neoliberalismo para el campo mexicano que, dijo, cada vez más languidece debido a las políticas públicas iniciadas por los gobierno priistas y agudizadas por las administraciones panistas.

Según Suárez Carrera, la pobreza aumentó en el gobierno de Felipe Calderón, de 44 millones a 50 millones de habitantes, y la pobreza alimentaria pasó de 15 a 20 millones de mexicanos, principalmente jóvenes y niños, sobre todo en áreas rurales e indígenas.

De persistir estas políticas, advirtió, la cifra de mexicanos en pobreza será de 54 millones y 25 millones en pobreza extrema.

En tanto, Héctor Díaz-Polanco señaló que el país “se cae a pedazos”, por lo que es urgente detener este proceso que pone en riesgo a todos los mexicanos.

Explicó que es urgente que se deje atrás la alternancia simulada entre PRI y PAN, para pasar a una alternativa real, como la que propone López Obrador.

El Proyecto Alternativo de Nación, aclaró, “es lo contrario al proyecto de gobierno neoliberal, que nos ha hundido a los mexicanos en una pobreza cada vez más crítica”.

Comentarios