Zavala y Cordero encabezan en Campeche homenaje a Mouriño

jueves, 4 de noviembre de 2010

CAMPECHE, Camp., 4 de noviembre (apro).- En medio de un aparatoso dispositivo de seguridad, Margarita Zavala Fernández del Campo, esposa del presidente Felipe Calderón, y el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero Arroyo, encabezaron hoy la ceremonia para homenajear a Juan Camilo Mouriño Terrazo con motivo de su segundo aniversario luctuoso.
Por la mañana, Margarita Zavala y Cordero Arroyo depositaron una ofrenda floral y montaron guardia junto al polémico busto del extinto secretario de Gobernación que se ubica en el Paseo de los Héroes de esta ciudad, justo frente a la sede estatal del Partido Convergencia.
En la breve ceremonia estuvieron presentes los padres de Mouriño, Carlos Mouriño Atanes y María de los Ángeles Terrazo Blanco, así como su viuda María de los Ángeles Escalante Castillo y sus tres hijos: María de los Ángeles, Iván y Juan Camilo.
También asistieron diputados y delegados de dependencias federales, así como el gobernador Fernando Ortega Bernés, priista, acompañado de varios miembros de su gabinete.   
El orador en el evento, que duró escasos diez minutos, fue el presidente estatal del PAN, Eric Estefan Chong González, quien dijo que Juan Camilo, “compañero entrañable de mil luchas partidistas” ahora “está en el cielo y los angelitos están contentos porque tienen un buen operador en el cielo”.
“Allá donde está siempre tenemos la bendición; sé que nos va ir bien a todos, y hoy Juan Camilo te recordamos porque te llevamos en el corazón”, dijo.
Añadió que “Juan Camilo es un campechano de excepción, un mexicano con una sola pasión: México. Personificó la aportación de Campeche, en la construcción de este México del nuevo milenio, que marcó una diferencia fundamental con el país del siglo pasado. Hoy disfrutamos una nación democrática, fruto del esfuerzo denodado de todos para consolidarla.”
Señaló que los mexicanos “hoy recordemos al amigo entrañable, al político comprometido, al extraordinario campechano extraordinario, honrándolo siguiendo su ideario, asumiendo su legado como propio, demostrando que somos campechanos comprometidos con nuestro estado y nuestro país, demostrando que podemos trascender a las diferencias políticas, a favor de construir una meta común de todos los mexicanos, como lo hiciera Juan Camilo, cuando la patria se lo exigió, tendiendo puentes fraternales con todos los actores políticos de nuestro país; hoy tenemos la oportunidad de construir el México por el que Juan Camilo trabajó tan intensamente, junto al presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa”.
“Siempre demostró coherencia entre su pensamiento y acción. Ese es el principal legado que heredamos los panistas campechanos: trabajar incansablemente por construir un Campeche y un México que surgieran en el escenario internacional competitivos, y que finalmente alcancen el lugar que la historia les tiene reservado, por el que trabajó incansablemente”, prosiguió.
“¿Quien no recuerda a Juan Camilo?… a Iván le daba igualmente sentarse en una mesa de lujo o en una banqueta a comer, siempre escuchando, siempre pendiente de los más necesitados.
“Juan Camilo fue más que un amigo, fue un ejemplo, un líder y siempre lo vamos a recordar; Juan Camilo siempre estaba ahí cuando uno lo necesitaba, siempre estaba ahí cuando uno no sabía qué decidir política, familiar o socialmente, siempre estaba apoyando”, agregó.
Al término de ese evento Margarita Zavala, Ernesto Cordero y su comitiva se trasladaron a la Villa Gely, propiedad de la familia Mouriño para un desayuno privado.
Por la tarde, inauguraron en el centro de la ciudad el nuevo local de la Fundación Juan Camilo Mouriño Terrazo, que, según dijo la madre del homenajeado, apoyará a jóvenes con becas educativas y útiles escolares; y a los discapacitados, con sillas de ruedas.  
Esta noche el obispo Román Castro Castro ofició una misa en la catedral campechana en memoria de Mouriño y de Arcadio Echeverría Lanz, hijo del exgobernador Eugenio Echeverria Castellot, quien falleció en el mismo accidente.

Comentarios