Reabren la Casa de Morelos en Ecatepec

martes, 21 de diciembre de 2010

MÉXICO. D.F., 21 de diciembre (apro).- Con motivo del 195 aniversario luctuoso de José María Morelos y Pavón, el Centro Comunitario Casa de Morelos será reabierto en San Cristóbal Ecatepec, Estado de México.
En la Casa de Morelos,  el autonombrado “Siervo de la Nación” fue ejecutado el 22 de diciembre de 1815, arrodillado y de espaldas al pelotón, como lo ordenó el entonces virrey de la Nueva España, Félix María Calleja.
    Tras cinco años de luchar por la Independencia de México, al lado de Mariano Matamoros, Hermenegildo Galeana y Miguel Bravo, el cura Morelos –nacido en Valladolid (hoy Morelia) el 30 de septiembre de 1765– fue aprehendido por las fuerzas reales de Calleja y llevado a la Ciudad de México, donde fue juzgado y sentenciado por el Tribunal de la Inquisición (www.bicentenario.gob.mx).
    En un comunicado, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) reveló que en el siglo XIX el Centro Comunitario era un espacio abandonado a las afueras de la ciudad. Allá fue conducido Morelos para cumplir su condena y pasó las últimas horas de su vida antes de ser fusilado,
    La casa será reabierta al público este miércoles 22, luego de haber sido remodelada y después de que se hizo una reestructuración museográfica. A partir de mañana, en sus ocho salas mostrará un nuevo discurso centrado en igual número de temas: El estallido de la revuelta en la Nueva España, la primera etapa de la insurgencia, José María Morelos y Pavón en el movimiento armado, su desempeño como militar y estadista, su aprehensión, su juicio y degradación, su muerte, y su dimensión humana.
    De acuerdo con la subdirectora de Investigación y Curaduría del Centro Comunitario, Cora Falero, en el lugar se exaltan los hechos relevantes de la participación de Morelos en el movimiento insurgente.
“Queríamos hablar de los hechos, entre ellos su aprehensión, que se aborda en la última sala del recorrido y que se montó en el espacio donde el héroe permaneció sus últimas horas. Hay crónicas de la época en las que se narra que Morelos pidió un caldo de pollo con garbanzos y fumó un puro antes de su fusilamiento.
“Morelos traía un crucifijo consigo y durante un tiempo formó parte de la colección del Centro Comunitario Ecatepec. Hoy está en el Museo Nacional de Historia del Castillo de Chapultepec. Sin embargo, para este apartado se hizo una réplica del mismo y otra del rosario español que también portaba. De alguna manera, hemos devuelto estas piezas a la Casa de Morelos”, agrega
La colección incluye, además, objetos “de gran valía”, como una imagen de la virgen del Rosario, de la cual era devoto, que data del siglo XVIII; un retrato del propio Morelos, y uno más de Miguel Hidalgo, ambos realizados en el siglo XIX por autores anónimos.

Comentarios