El destino de México no está sujeto al capricho del crimen: Calderón

miércoles, 22 de diciembre de 2010

MÉXICO, D.F., 22 de diciembre (apro).- El presidente Felipe Calderón demandó a los ciudadanos poner un alto a quienes pretendan pasar por encima de la ley, pues el destino de México, agregó, no está sujeto al capricho del crimen o de los violentos.
Nuestra labor, dijo, es “poner un alto a quienes pretendan pasar por encima de la ley que nos rige, a quienes pretendan atropellar con su violencia a los ciudadanos, truncar la vida de las familias mexicanas y de sus jóvenes a través de las drogas y sus adicciones. Detener a quienes pretenden apoderarse del patrimonio logrado con tanto esfuerzo por mexicanos de todo el país".
    Al encabezar la ceremonia cívica conmemorativa del 195 aniversario luctuoso de José María Morelos y Pavón, en Ecatepec, Estado de México, y a sólo dos días de la liberación del excandidato presidencial Diego Fernández de Cevallos, quien estuvo secuestrado más de siete meses, el Ejecutivo pidió no tolerar a los enemigos de México, que son –dijo– quienes extorsionan, roban, secuestran y cobran derechos que no son suyos y envenenan a los jóvenes.
"Y no tenemos por qué tolerarlos. No debemos permitir que nadie pretenda coartar las libertades de los mexicanos o vulnerar nuestras instituciones democráticas".
De acuerdo con Calderón, "el camino es enfrentar a la delincuencia con el poder y autoridad del Estado y a través de una estrategia integral".
Según el panista, se está construyendo “una nación donde los ciudadanos puedan tener plena confianza en sus autoridades y donde quien atente contra las familias o su patrimonio sea efectivamente castigado y nuestros hijos puedan crecer en libertad, lejos de la amenaza y lejos de la adicción, que es la esclavitud del siglo XXI".
En el mismo evento, en el que también estuvo presente el gobernador mexiquense, Enrique Peña Nieto, el edil de Ecatepec, Eruviel Ávila Villegas, llamó a cerrar filas contra la delincuencia organizada.
"Debemos caminar juntos, con la claridad de que entre mexicanos no hay guerras que declarar, sino problemas comunes que resolver", puntualizó

Comentarios