Comando "rescata" cadáver de adolescente y lo devuelve a su familia

miércoles, 29 de diciembre de 2010

MONTERREY, N.L., 29 de diciembre (apro).- Un grupo armado “rescató” a un adolescente que minutos antes había sido ejecutado mientras jugaba en un parque y lo abandonó en las puertas de su domicilio en el municipio de Apodaca.

Según reportes oficiales, los desconocidos “arrebataron” el cuerpo del menor a los peritos forenses que realizaban el levantamiento en la escena del crimen.

La víctima, identificada como Luis Eduardo Rodríguez Durán, de 15 años de edad. Los desconocidos “rescataron” al menor aproximadamente a las 4 y media de la tarde y seis horas después, a las 22:30, fue abandonado frente a su casa.

Los hombres armados, que se transportaban en varias camionetas, llegaron al domicilio ubicado en el 709-A de la calle Valle de Morelia, en la colonia Valles de Huinalá, de este municipio ubicado al nororiente de Monterrey.

El cadáver fue dejado envuelto en una cobija y posteriormente introducido a la casa por sus familiares.

El muchacho, quien era estudiante de secundaria, fue asesinado de un balazo en la cabeza mientras estaba en la banca del parque central de esa misma colonia, ubicado en el cruce de Valle de Guadalajara y Valle de San Luis.

Tras el reporte del fallecimiento, personal forense de la Agencia Estatal de Investigaciones y paramédicos de la Cruz Roja llegó al lugar de los hechos para hacer el levantamiento del cadáver.

Cuando los empleados estatales realizaban esa labor, llegaron los hombres que portaban armas largas y les quitaron el cuerpo del muchacho para llevárselo, sin encontrar resistencia.

Después de que el cuerpo fue devuelto, personal forense regresó a la casa donde fue dejado para trasladarlo al Hospital Universitario, donde le realizaron la necropsia de ley.

Hasta noviembre de este año se tenían registrados 770 homicidios, una cifra récord en comparación con los 270 de todo el 2009.