Nulos, los avances a favor de las personas con discapacidad: CDHDF

lunes, 6 de diciembre de 2010

MEXICO, D.F., 6 de diciembre (apro).- En el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) afirmó que el Estado mexicano poco o nada ha hecho para mejorar las condiciones de vida de este sector de la población.

“La deuda histórica que el país y la ciudad han reconocido tener con las personas con discapacidad, que se remonta a muchos años atrás y un sinnúmero de promesas incumplidas, sigue vigente”, dijo.

El organismo que preside Luis González Placencia, precisó que, a casi tres años de que México ratificara la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la Organización de las Naciones Unidas (CDPD), los avances son prácticamente nulos.

Sostuvo que siguen siendo pocas y sin trascendencia las acciones emprendidas para dar cumplimiento a las disposiciones de este tratado.

Sin embargo, destacó que la noticia que la CDHDF ha recibido con mayor entusiasmo, es que uno de sus Consejeros, el maestro Carlos Ríos Espinosa, fue propuesto y elegido para formar parte del Comité de Expertos sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Dijo que, si bien el desempeño de su cargo se dará a título personal, “la solidez moral y la trayectoria profesional de Ríos en el campo de los derechos humanos y del derecho penal, así como su experiencia vivencial de la discapacidad y su conocimiento de la realidad mexicana, impulsarán sin lugar a dudas, dentro del comité, discusiones y propuestas integrales de solución a las complejas problemáticas que enfrentan las personas con diferentes tipos de discapacidad y con distintas condiciones de vida y de vulnerabilidad en todo el mundo”.

Además, la CDHDF destacó la reciente publicación de la Ley para la Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad en el Distrito Federal (LIDPDDF) que, dijo, “es un ordenamiento más atento a los estándares internacionales de derechos humanos”.

Resaltó la obligación que establece para todos los entes públicos de programar y ejecutar acciones en favor de las personas con discapacidad y de programarlas e integrarlas en sus respectivos presupuestos de egresos anuales.

Además, el organismo consideró afortunado que, atendiendo a recomendaciones del Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal (PDHDF), esta ley crea el Instituto para la Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad, instancia descentralizada de la administración pública del Distrito Federal, con autonomía técnica y de gestión.

La CDHDF señaló, sin embargo, que en los transitorios de la ley se supedita la creación de ese instituto al mejoramiento de las finanzas públicas del Gobierno del Distrito Federal (GDF).

Sostuvo que esta ley sigue presentando carencias y vacíos respecto de las obligaciones establecidas por la CDPD.

Precisó que su contenido no denota una comprensión cabal de la visión sobre la discapacidad y las personas con discapacidad que introduce la Convención, sino que sigue proponiendo como causa de la situación de desigualdad y vulnerabilidad de la que son objeto las personas con discapacidad, la limitación, restricción o “deficiencia” que éstas presentan.