El PRI rompe acuerdo con el PT y frena controversia contra Pemex

jueves, 18 de febrero de 2010

MÉXICO, D.F., 18 de febrero (apro).- Luego de un acuerdo entre el PRI y el gobierno federal, la bancada de ese partido frenó en la Cámara de Diputados la presentación de una controversia constitucional en contra de Petróleos Mexicanos, esto a pesar de que el Partido del Trabajo tomó la tribuna para evitar que se archivara la demanda judicial.
    A las 11:40 de las mañana de este jueves, el PT tomó la tribuna al momento en que el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, el panista Francisco Ramírez Acuña, pedía que se aprobara el acta de la sesión anterior.
En ese momento, el diputado Mario Di Costanzo, del PT, pidió que se incluyera en tal documento el respaldo que el PRI había hecho a la controversia y que se incluyera en los primeros puntos que se discutirían en la sesión de hoy, si el pleno aprobaba o no la controversia constitucional en contra del Poder Ejecutivo.
    El vicecoordinador del PRI, José Carlos Ramírez Marín, le aclaró al presidente de la Mesa Directiva que el tema sí debía estar incluido, pues así lo había decidido la Junta de Coordinación Política.
    Para evitar un debate, el presidente de la Mesa, el panista Ramírez Acuña, decretó un receso de media hora en tanto se resolvía su inclusión o no en la sesión de este jueves.
    El PT siguió con la toma de tribuna, mientras que, en paralelo, el Consejo de Administración de Pemex sesionaba para analizar los cambios propuestos por el PRI para evitar la controversia constitucional.
    El pasado jueves, el PRI decidió ir con el PT en la controversia mediante la cual la Cámara de Diputados pretendería echar abajo las normas que aprobó el Consejo de Administración de Pemex, mismas que abren la puerta a la iniciativa privada para que participe en la extracción de hidrocarburos. Actos que únicamente le competen al Estado, según el artículo 27 de la Constitución.
    Después, el lunes, coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Francisco Rojas, y quien participó en la elaboración de la controversia, anunció que los priistas habían acordado con la Secretaría de Energía hacer los cambios necesarios para no violentar la Constitución y con ello evitar la controversia en contra del Poder Ejecutivo.
    El plazo para interponerla venció el primer minuto de este jueves, por esa razón y al no tener lo cambios que ofreció el Consejo de Administrarción de Pemex el PT decidió tomar la tribuna como una medida de presión.
    El receso convocado por el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara pasó de 30 minutos a seis horas.
    Una hora antes de reiniciar los trabajos legislativos, a las 4:45 de la tarde, el PRI comunicó al Partido del Trabajo que el Consejo sí había realizado los cambios que se le habían propuesto, por lo que no iría con la controversia y les pidió que abandonaran la tribuna para dar paso a la sesión.
    El PT aceptó dejar libre la tribuna a cambio de que se acordara un debate en donde habría cinco oradores en contra y cinco a favor de la controversia, además, que la votación se hiciera nominal, esto es que quedara en el tablero el nombre de cada uno de los diputados y el sentido de su voto. Con esto el PT pretendía dejar en claro quiénes sí estaban abriendo Pemex a la iniciativa privada y quiénes no.
    Todo lo anterior debido a que, según el PT, los cambios aceptados por el Consejo de Administración no cierran la puerta a los llamados contratos incentivos y sí, en cambio, permiten la entrega de “bloques” a la iniciativa privada para que explore y explote los hidrocarburos.
    El PRI se comprometió con el PT a realizar el debate, sin embargo, al reiniciarse la sesión, el presidente de la Mesa Directiva dijo que así como se reiniciaba, se levantaba, acto que fue avalado por el PRI.
    Así, la sesión concluyó y la controversia constitucional nunca se discutió, con lo cual el PRI no respetó el acuerdo con el PT, pero sí cumplió con el gobierno federal.

Comentarios