Entre la SEP y SNTE, una "simbiosis atípica": relator de la ONU

jueves, 18 de febrero de 2010

MÉXICO, D.F., 18 de febrero (apro).- El relator especial sobre el Derecho a la Educación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Vernor Muñoz, afirmó que en México prevalece una “simbiosis atípica” entre el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y la Secretaría de Educación Pública (SEP).
    Además, señaló que la exclusión de las oportunidades educativas “tiene rostro: las poblaciones más empobrecidas”.
Los niños indígenas, jornaleros y aquellos que habitan en zonas rurales, añadió, “son los que reciben la educación más pobre y precaria”.
En conferencia de prensa, en la que presentó un diagnóstico preliminar de su visita oficial a México, el funcionario de la ONU dijo que entre el SNTE y la SEP hay una subordinación recíproca en temas fundamentales para el sistema educativo nacional, como la designación de plazas docentes, cobertura y calidad.
Sin embargo, precisó que desde las entidades de la República Mexicana siempre las exigencias y el 'ajusticiamiento' relacionados con el derecho a la educación se hacen a la SEP y no al SNTE.
A esa complejidad orgánica de la administración educativa en México, añadió, se le agregan las asimetrías estructurales propias de Latinoamérica, como las desigualdades de zonas urbanas y rurales, así como entre escuelas privadas y públicas.
Y recomendó al gobierno de Felipe Calderón eliminar las cuotas voluntarias que otorgan padres de familia a las escuelas, pues dijo que estas aportaciones, que pueden variar en monto y especie, afectan con mayor crudeza a las familias más pobres de la República mexicana.
Asimismo, indicó que es necesario que el gobierno federal acate lo establecido en la Ley General de Educación y aumente de forma gradual el presupuesto a este sector.
Dicho ordenamiento, de carácter internacional, prevé que los gobiernos destinen 8% del Producto Interno Bruto (PIB) a los procesos educativos.
Según el relator de la ONU, el gobierno mexicano puede aumentar en 0.5% el presupuesto anual que destina a la educación, a fin de lograr cumplir esa normatividad.
Asimismo, puntualizó que México enfrenta grandes desafíos en materia educativa, como el rezago que afecta a casi 34 millones de mexicanos, la deserción escolar y la falta de oportunidades para los jóvenes, que ha generado que a siete millones de ellos se les considere ninis, debido a que ni estudian ni trabajan.

Comentarios