Desoye Calderón reclamos sobre caso Juárez

lunes, 8 de febrero de 2010

TOLUCA, Edomex, 8 de febrero (apro).- Pese a que el gobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza, ha exigido la presencia del presidente Felipe Calderón en Ciudad Juárez, para atender las secuelas que dejó el asesinato de un grupo de jóvenes a manos de sicarios del crimen organizado, en la agenda de trabajo del Ejecutivo la prioridad ha sido atender  a los damnificados por las lluvias y  anunciar la creación de nuevos empleos.
“El señor Calderón tomó la decisión acertada de visitar las zonas inundadas del estado de México y el Distrito Federal; ha estado en contacto con los familiares del futbolista (Salvador Cabañas) que recibió un balazo en un bar, entonces, pedimos que venga a solidarizarse con los familiares de los miles de personas que han perdido a alguien en esta guerra en Juárez”, expresó Reyes Baeza.
Sin embargo, el jefe del Ejecutivo decidió endosar al titular de la Secretaría de Gobernación, Fernando Gómez Mont, la tarea de visitar a las familias afectadas en Ciudad Juárez.  Y éste lo único que ofreció a los deudos de los jóvenes asesinados fue una disculpa pública.
En su gira de trabajo por Toluca, este lunes, Calderón no tocó el tema de la violencia en Juárez, prefirió dar a conocer “una buena noticia”, luego de que se anunció la fabricación del automóvil Fiat 500 en la planta del Grupo Chrysler.
En enero pasado, dijo, se  crearon 35 mil nuevos empleos, y desde junio anterior la suma total de nuevas plazas es de  124 mil. “Estamos recuperando poco a poco el empleo y vamos por más”, pues el Grupo Chrysler –agregó– anunció una inversión por 500 millones de pesos este año y la creación de 450 empleos directos y mil 200 indirectos.
Luego de dar a conocer esos números, Calderón añadió que no dejará solas a las familias damnificadas por las últimas lluvias en el Estado de México y en la capital del país. Para las familias que perdieron a sus hijos en Ciudad Juárez, ni una palabra.
Y puntualizó que si se hubieran tomado decisiones hace muchos años para hacer obras hidráulicas, las inundaciones de los últimos días en la Ciudad de México y parte del estado de México no se hubieran producido.
Según Calderón, su gobierno tomó “la afortunada decisión” de iniciar los trabajos de construcción del Túnel Emisor Oriente, con el que –aseguró– se evitarán los problemas de inundación que han afectado a tantas familias.
"La buena noticia es que tomamos la decisión y estamos trabajando en la solución de fondo del sistema de drenaje del Valle de México, a través del Túnel Emisor Oriente, una obra que nos costará a todos los mexicanos algo así como 15 mil millones de pesos, pero el gobierno federal con mucho gusto los invierte, porque sabe que son necesarios para terminar de una vez con ese gran problema de las inundaciones en la Ciudad de México”, subrayó.