Valle de Chalco, una bomba de tiempo

martes, 9 de febrero de 2010

MÉXICO, D.F., 9 de febrero (apro).- El investigador del Centro de Geociencias de la UNAM, Marcos Adrián Ortega Guerrero, advirtió que para el año 2020 el Valle de Chalco registrará un hundimiento de hasta 19 metros, lo que incrementa el riesgo de fracturas en las zonas urbanas.
    Además, Ortega reveló que en esta depresión topográfica, originada por la sobreexplotación de los mantos acuíferos, se está desarrollando un nuevo lago, por lo que recomendó reubicaciones en zonas urbanas de Tláhuac y Valle de Chalco en un radio de 2.5 y 3 kilómetros, ante el riesgo de nuevas inundaciones.
    De acuerdo con el investigador, la operación de 14 pozos construidos en la década de los 80 en la planicie de Chalco, a los que en conjunto se les denominó Sistema Mixquic-Santa Catarina, provocó una depresión topográfica de la región que ahora genera hundimientos de 40 centímetros al año.
Ello, dijo, es consecuencia de la sobreexplotación de los mantos acuíferos y el desarrollo de un nuevo lago, derivado de la acumulación de agua superficial que se ubica 12 metros por debajo del nivel original del terreno, en una extensión de mil hectáreas.
    Ortega subrayó que para reducir el peligro de inundaciones se debe mejorar la infraestructura hidráulica y reubicar varias colonias de Tláhuac y Valle de Chalco, en un radio de 2.5 a 3 kilómetros. Y recordó que las predicciones de hundimiento de 15 metros formuladas hace algunos años sí se cumplieron.
Los hundimientos en el centro de la planicie del Valle de Chalco, añadió, son de esa extensión y han modificado el sistema de drenaje natural, así como de canales en la planicie lacustre que operaba desde principios del siglo XX, lo que ha ocasionado la acumulación del agua superficial.
    En un estudio publicado por el Centro de Geociencias de la UNAM, el investigador destaca que la acumulación de agua ha creado la necesidad del bombeo escalonado a lo largo del Canal General, para drenar el agua hacia la planicie de Texcoco.
Y los ríos de La Compañía y de Amecameca, entre otros, han tenido que ser elevados al mismo ritmo de los hundimientos y constantemente se refuerzan para evitar su ruptura o inundaciones locales, como la que ocurrió en el canal de La Compañía en junio de 2000.
    En concordancia con las tendencias observadas, se calcula que en 2020 el Valle de Chalco tendrá el hundimiento referido e incluirá entre mil 200 y mil 500 hectáreas de superficie, así como una parte de suelo agrícola, que podría afectar cerca de 25 hectáreas de la zona urbana de Tláhuac y 150 del Valle de Chalco.
    Ortega prevé que con el nacimiento del nuevo lago, la carretera Tláhuac-Chalco requerirá de nuevas elevaciones, y las zonas urbanas de Chalco –las colonias Americas I y II, María Isabel, Niños Héroes, Alfredo Baranda y San Miguel Xico–, así como algunas colonias de Tláhuac –La Habana y San José- estarán expuestas a los riesgos de hundimiento e inundación.

Comentarios