Cinco periodistas desaparecidos en Tamaulipas: CIDH

lunes, 15 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 15 de marzo (apro).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó los secuestros de periodistas en Reynosa, Tamaulipas, y exigió al gobierno de Felipe Calderón que investigue cada uno de esos hechos, además de la muerte de Jorge Rábago Valdez.
En su último informe, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH demandó combatir el “silenciamiento" que han provocado "las actuaciones de los grupos de narcotráfico en la zona y la omisión de las autoridades locales en la prevención de los crímenes contra los periodistas".
De acuerdo con el organismo especializado, en las últimas semanas fueron secuestrados al menos ocho periodistas en Reynosa, Tamaulipas, cinco de los cuales continúan desaparecidos, dos fueron liberados tras ser golpeados y obligados a regresar a la capital mexicana, y uno más, Jorge Rábago Valdez, falleció en circunstancias aún no claras.
Sobre la muerte de Rábago, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) denunció que fue hallado con "señales de tortura" pocos días antes de su muerte, indicó la relatoría.
Al referirse al silenciamiento provocado por la delincuencia organizada, señala que ese efecto ha alcanzado tal grado que "los medios de comunicación del estado de Tamaulipas no se atreven a publicar investigaciones o denuncias sobre crimen organizado o corrupción".
Además, añade, "la capacidad criminal y el potencial corruptor del crimen organizado" constituyen "una de las más graves amenazas a la libertad de expresión" en la región, por lo que se hace necesario que la lucha contra el narcotráfico contemple un "componente reforzado para proteger la libertad de expresión".
La Relatoría Especial, que en agosto próximo realizará una visita a México, junto con su par de Naciones Unidas, demandó que el Estado adopte mecanismos permanentes de protección “para garantizar la vida y la integridad de los comunicadores en riesgo, que federalice lo antes posible la competencia para investigar y juzgar estos crímenes y que fortalezca a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra Periodistas".