Marchan policías en Torreón; demandan cese del director de Seguridad Pública

martes, 16 de marzo de 2010

TORREON, Coah., 16 de marzo (apro).- Acompañados de sus familiares, cerca de 600 policías realizaron esta mañana una marcha de la Alameda al Palacio Municipal, en demanda de la renuncia del general Carlos Bibiano Villa Castillo, actual director de Seguridad Pública municipal.
         En el cuarto día consecutivo de paro de labores de los policías y agentes de tránsito de esta ciudad, el alcalde Eduardo Olmos recibió a los inconformes, a los que reiteró que el militar retirado se mantendrá en el cargo.
    Dijo que Villa Castillo continuará en el cargo, ya que no existen elementos para pedir su destitución y porque “no es la forma de pedirlo”.
    Olmos, quien asumió la alcaldía el pasado 1 de enero, ofreció a los policías paristas que, de regresar a sus tareas, no habría ninguna represalia, pero éstos se mantuvieron en sus demandas.
           Y aunque los policías entregaron un pliego petitorio, en el que se exigen mejoras en materia salarial y de equipamiento, su principal demanda es la renuncia del mando policiaco de extracción castrense.
    A su llega a la DGSPM, Villa Castillo inició una limpia en la corporación, pues según su diagnóstico, se trataba de un cuerpo policiaco corrompido casi en su totalidad.
    Olmos anunció que, debido a la huelga, se espera la llegada de unos 150 soldados más a la región, así como de 30 patrullas más, pertenecientes a la Fiscalía General del Estado (FGE), para realizar labores de vigilancia.
    Además, advirtió que, ante la posibilidad de que el conflicto se prolongue, podría haber una sustitución masiva de personal.
    En tanto, en medio de la ola de violencia que azota la región lagunera, que en las últimas 24 horas cobró la vida de unas 10 personas, la delincuencia común se ha incrementado en estos días.
        El presidente de la Cámara Nacional de Comercio de Torreón, Félix Pérez, afirmó que en los cuatro días de paro se ha registrado un “aumento alarmante” en los comercios del centro de la ciudad.
    El dirigente empresarial instó al ayuntamiento y a los policías a agilizar las negociaciones, pues dijo que, ante la ola de robos, los comerciantes del centro empezaron ayer a cerrar antes de las 6:00 de la tarde, hora en que se empieza a registrarse la mayor incidencia delictiva.
Además de la falta de policías preventivos, el paro de labores de los agentes de tránsito agrava la situación en la ciudad, en vísperas del partido de México contra Corea del Norte.

Comentarios