Descarta EU que el triple asesinato en Juárez sea un mensaje intimidatorio

miércoles, 17 de marzo de 2010

WASHINGTON, 17 de marzo (apro).– El Departamento de Estado desmintió este miércoles los reportes periodísticos que señalan que el asesinato de tres personas vinculadas al Consulado General estadunidense en Ciudad Juárez, Chihuahua, fue un acto premeditado del crimen organizado o del narcotráfico para enviar un mensaje intimidatorio a Estados Unidos.
En conferencia de prensa, Mark Toner, vocero del Departamento de Estado, señaló que “probablemente” vieron reportes de prensa que también señalan al FBI, “pero actualmente no hay información que indique que las víctimas fueron un blanco premeditado por su relación con el Consulado de Estados Unidos”.
De acuerdo con Toner, “la investigación está en curso y en este momento desconocemos el motivo de los asesinatos”.
Periódicos estadunidenses, entre ellosThe New York Times, afirmaron esta semana que el asesinato de la estadunidense Lesley Enríquez, empleada del Consulado General en Ciudad Juárez, de su esposo (también ciudadano estadunidense), Arthur H. Redelfs, y de Jorge Alberto Salcido Ceniceros, mexicano y esposo de otra empleada del Consulado, era un mensaje enviado al gobierno de Estados Unidos por parte de las narco-pandillas que operan en la frontera norte de México.
Según Toner, son varios agentes de dependencias federales y locales de Estados Unidos los que están en Ciudad Juárez apoyando a las autoridades de México en el desarrollo de la investigación del asesinato de las tres personas ligadas al Consulado estadunidense, ocurrido el pasado sábado 13, pero nada más.
En tanto, diversos medios de comunicación, tanto de Estados Unidos como de México, mencionan que de acuerdo con funcionarios que participan en la investigación, la pandilla ‘Barrio Aztecas’ sería la responsable del triple asesinato.
Esa pandilla es presuntamente uno de los brazos ejecutores para la distribución y trasiego de droga de La Línea, el grupo de sicarios perteneciente al cártel de Juárez que encabeza el narcotraficante Vicente Carrillo Fuentes.
El portavoz del Departamento de Estado también anunció que este miércoles reabrieron sus puertas a “actividades normales” los seis consulados estadunidenses ubicados en la frontera norte de México, y agregó que esa reanudación “no” responde a que se considera que todo ha vuelto a la normalidad.
“Constantemente estamos valorando la postura de la seguridad en los consulados”, puntualizó Toner.

Comentarios