La guerra contra el narco, imposición de EU: legisladores del PRI y PRD

miércoles, 24 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 24 de marzo (apro).- Los grupos legislativos del PRI y del PRD en la Cámara de Diputados denunciaron que la guerra emprendida por el presidente Felipe Calderón contra los cárteles mexicanos fue impuesta por Estados Unidos.
    Al fijar la posición de sus partidos sobre el encuentro “de alto nivel” entre funcionarios mexicanos y estadunidenses celebrado el pasado 23 de marzo, legisladores priistas y perredistas aseguraron también que la protección de las familias mexicanas se “ha subordinado a las políticas transnacionales”.
    Los diputados Marcos Carlos Cruz Martínez, del PRD, y Alfonso Navarrete Prida, del PRI, exigieron al gobierno mexicano que explique los alcances de los acuerdos firmados ayer con autoridades estadunidenses, y alertaron sobre el riesgo de que México ceda soberanía por dichos acuerdos.
    Además, exigieron la comparecencia de Felipe Calderón y de funcionarios del gobierno federal para que expliquen los alcances de los acuerdos firmados entre México y Estados Unidos para enfrentar al narcotráfico.
A las críticas se sumaron los partidos PVEM, PT, Panal y Convergencia.
Los diputados de Convergencia y el PVEM calificaron la reunión como una “simulación”, mientras que los del Panal, PT y Convergencia alertaron sobre la posible perdida de soberanía, en tanto que el PRI lamentó que sólo ante el “regaño” de Estados Unidos el gobierno mexicano asuma compromisos para combatir al crimen organizado.
    El diputados Cruz Martínez, del PRD, afirmó que “la confrontación abierta de las instituciones del Estado con el crimen organizado fue una política impuesta al gobierno de Calderón desde la Casa Blanca, obedeciendo a los intereses de protección de Estados Unidos y no como un asunto de seguridad interna”.
    En el mismo sentido, se pronunció el PRI en voz del diputado Alfonso Navarrete Prida. El legislador mexiquense afirmó que los elogios que el gobierno de Barack Obama ha prodigado a Calderón, han sido porque “éste ha cumplido totalmente” con la exigencia de Estados Unidos de combatir el trasiego de drogas.  
    “Queda muy claro por qué ha sido tan elogioso el gobierno norteamericano con el gobierno federal… El elogio nos ha costado pérdidas de programas, acciones, presupuestos a favor de comunidades”, denunció.
    Por si fuera poco, Navarrete Prida reprobó que el gobierno mexicano haya subordinado la protección de las familias mexicanas a las políticas transnacionales”, cuando el combate al crimen organizado debe emprenderse “sin maquillaje” y sin engañar a la población de que la lucha es para proteger a nuestros hijos.
    Asimismo, criticó que el gobierno se haya comprometido a actuar sólo hasta que el gobierno de Obama se lo exigió.
    “Es una pena que el gobierno norteamericano venga a decirle al gobierno mexicano que su estrategia para el combate al crimen organizado al interior del país está equivocada y que requiere de medidas que van más allá de la respuesta policíaca, cuando aquí en México se ha señalado con toda claridad que la misma debía replantearse, y que hasta que el gobierno norteamericano se los dice, se asume como compromiso”.
    Luego alertó sobre los alcances de lo firmado entre ambos gobierno:
    “Esperamos que lo que ayer se firmó sea lo único comprometido, pues tenemos muy claro que luego dicen sus especialistas en convenios y contratos, que no firmaron lo que firmaron y que se comprometieron cosas distintas. Los grave de esta situación es que aquí el riesgo es la soberanía nacional”.

Comentarios