Televisa niega campaña contra dueño del Bar Bar

viernes, 26 de marzo de 2010

MÉXICO D.F., 26 de marzo (apro).- Televisa respondió hoy al empresario Simón Charaf, quien, en tres entrevistas concedidas a la periodista Carmen Aristegui, en su noticiario de MVS Noticias, ha insistido en que la televisora pretende “destruirlo” y despojarlo de una empresa de la cual son socios, aprovechándose del atentado ocurrido al futbolista Salvador Cabañas en el centro nocturno Bar Bar.
    En un desplegado de casi media plana publicado en los principales diarios, el director general Corporativo de Comunicación del grupo Televisa, Manuel Compeán, negó que alguno de los ejecutivos o persona vinculada a la empresa haya amenazado, bajo cualquier circunstancia, a Charaf o “este orquestando una campaña en su contra".
Luego de apuntar que Televisa mantiene sociedades y alianzas con múltiples empresas en México y el mundo y de recalcar que en todas ellas opera con “estricto apego a la legalidad”, Compéan precisó que la cobertura que Televisa ha dado a la investigación sobre el atentado contra Cabañas ha estado sustentada en dichos de las autoridades.
Y agregó:
“Sorprende que las declaraciones de Charaf se produzcan en este momento cuando, desde hace tiempo, el tema ya dejó de ocupar los principales espacios en los medios. Una posible explicación a su comportamiento es que se trate de una estrategia para distraer la atención del tema central que lo afecta: las presuntas irregularidades en las que operaba su establecimiento (el Bar Bar), como se hizo palpable a raíz del atentado contra Salvador Cabañas.
“Sin embargo, lo que es sorprendente es la obsesión de Carmen Aristegui de tratar de convertir un asunto contra Grupo Televisa en un escándalo más inverosímil que sea su fuente informativa. Utilizar como eje periodístico los dichos de Charaf, e invitarlo en tres ocasiones consecutivas a su programa es prueba del nivel de esta obsesión de Aristegui.
“Como también es inverosímil y ridícula la especulación de que un ejecutivo de Televisa encargado de manejar talento artístico pueda hacer una compleja maquinación con implicaciones políticas de alto nivel y que se le exponga a un personaje como Charaf dueño, de lo que sabemos hoy, es un oscuro antro con irregularidades que hoy es centro de una investigación policiaca por intento de homicidio.
Para ilustrar lo absurdo, afirmó que la empresa “Imagen y Talento” de la que son socios –Televisa posee 51% de las acciones y Charaf 49%--, apenas representó en 2009 ventas netas por 8.5 millones de pesos (el 0.02% de los ingresos netos de Grupo Televisa”.
   En sus tres conversaciones con Aristegui, Charaf acusó a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) de someterse a los designios de Televisa para manipular la investigación del caso Cabañas y responsabilizar a los empleados del Bar Bar por el incidente ocurrido a Cabañas.
También culpó a Televisa de manipular editorialmente el caso, con la intención de aniquilarlo a él y a sus empleados para quedarse con la empresa “Talentos Artísticos” de la cual son socios.
Charaf confió a Aristegui que esta empresa se encargó de la campaña del Partido Verde en la que aparecen los actores Mayté Ferroni y Raúl Araiza, por lo que, dijo, cobraron cerca de 300 mil dólares.

Comentarios