Seguirá en prisión cura pederasta, afirma jueza de Veracruz

jueves, 4 de marzo de 2010

JALAPA, Ver., 4 de marzo (apro).- La juez Beatriz Rivera Hernández negó que haya otorgado auto de libertad al sacerdote José de Jesús Sandoval González, por el delito de violación equiparada, sino que lo absolvió la Sala Superior de Justicia, aunque “El Padre Chucho” continúa preso por abuso erótico sexual equiparado.
    La titular del juzgado primero de primera instancia en el puerto de Veracruz, aseguró que el sacerdote católico, quien fue denunciado por el DIF municipal de Boca del Río, por presuntos abusos sexuales cometidos contra algunos menores de la casa albergue “Manuel Pío López”, que tenía a su cargo, continúa preso.
    Rivera Hernández explicó que el sacerdote, de 70 años de edad, enfrenta otra causa penal como presunto responsable del delito de abuso erótico sexual equiparado, considerado como grave y no alcanza el derecho a la libertad bajo fianza.
    De acuerdo con la causa penal 03/2009, el sacerdote Sandoval González figuraba como presento responsable del delito de violación en agravio de dos menores de edad, cuyo expediente fue enviado a revisión al Tribunal Superior de Justicia del Estado, donde supuestamente los magistrados “no encontraron pruebas suficientes en su contra”, por lo que ordenaron su libertad.
    En conferencia de prensa en el puerto de Veracruz, la funcionaria judicial dijo que fueron los magistrados de la Sala Superior del TSJE, “quienes dictaron la sentencia ordenando su libertad, después de que yo decreté el auto de formal prisión por los delitos ya señalados”.
    Sin embargo, la juez aclaró que todavía falta por resolverse la sentencia de la causa penal 29/2009, iniciado a partir de la denuncia presentada contra el sacerdote, como responsable del delito de abuso erótico sexual, y una vez que lo resuelva, tendrá que enviarlo para su revisión al TSJE.
    En este caso, subrayó que nuevamente serán los magistrados de la Sala Superior los que revoquen o confirmen la sentencia que dicte en este sentido. Sin embargo, aclaró que el delito de abuso erótico sexual, establecido en la ley penal del estado, no alcanza el derecho a la libertad bajo fianza.
    Rivera Hernández añadió que aún falta que el Ministerio Público, adscrito al juzgado primero de primera instancia, determine si está de acuerdo con el resolutivo del Tribunal o si va a apelar la libertad dictada al padre “Chuchín” en la causa penal 03/2009.

Comentarios