Ejecución de policías provoca ausentismo de uniformados en NL

lunes, 8 de marzo de 2010

MONTERREY, N.L., 8 de marzo (apro).- El resurgimiento de la “narcoguerra” en Nuevo León, recrudecido por la ejecución de tres policías de San Nicolás, ha provocado un inusitado ausentismo de  uniformados de ese municipio, confirmó el alcalde Carlos de la Fuente.
    Sin proporcionar cifras, el edil mencionó que varios policías municipales han dejado de acudir a sus puestos de trabajo, debido, “probablemente” a la violencia que se ha desatado en la entidad en los últimos días.
“No ha habido renuncias formales. Se ha registrado ausentismo y si las personas dejan de acudir tres días seguidos, se les da de baja. Esto nos ha hecho que cambiemos el esquema de patrullaje. Veníamos trabajando con un formato nuevo con policía de ruta y de apoyo y vamos a trabajar ahora con dos o tres unidades de manera conjunta”, dijo el alcalde.
La madrugada del sábado, en la colonia Hacienda Los Morales, de San Nicolás, un grupo de desconocidos despojó de sus armas a cuatro policías. Luego, en el interior de una patrulla los acribillaron. Sólo uno se salvó –recibió un rozón de bala--, porque fue dado por muerto.
El sábado al mediodía, los compañeros de los agentes abatidos protestaron en el cuartel demandando que se les permitiera utilizar armas largas para defenderse.
Los policías de San Nicolás, al igual que los integrantes de todas las corporaciones municipales del área metropolitana, carecen actualmente de armas largas, debido a que en la pasada administración la Secretaría de Seguridad Pública del estado determinó retirárselas, luego de incidentes repetidos con fuerzas federales y militares.
Al respecto, el alcalde De la Fuente se comprometió a poner el tema en consideración del Consejo de Seguridad.
“En cuanto a las armas largas, no somos un municipio aislado. Es un tema del Consejo de Coordinación de Seguridad y lo vamos a presentar. El tema de la seguridad que se definió a finales de la administración anterior, es que las policías municipales iban a ser completamente preventivas y por esos e les retiraron las armas largas”, explicó.
El edil se reunió este lunes por la mañana con el gobernador Rodrigo Medina para hablar ante el Consejo de Seguridad del estado sobre temas relacionados con el homicidio de los tres policías.
Antes de la reunión De la Fuente informó que el ayuntamiento de San Nicolás ayudará en lo económico a los deudos de los policías abatidos y apoyará los estudios de los hijos que quedaron huérfanos.
Al finalizarla reunión, el secretario general de Gobierno, Javier Treviño Cantú, invitó a la ciudadanía a mantener la calma.
Frente a la delincuencia organizada, el gobierno de Nuevo León también se está organizando, afirmó.
“Precisamente nos estamos organizando en el tema de coordinación con el Ejército, la Procuraduría, Seguridad Pública Federal con alcaldes con los que nos reunimos cada 15 días. Hemos estado hablando con ellos todo el tiempo”, concluyó.