Demanda dueño de Bar Bar a Televisa

lunes, 12 de abril de 2010

MEXICO, D.F., 12 de abril (apro).- El empresario Simón Charaf, dueño del Bar Bar, demandó a Televisa por “daños y perjuicios derivados de incumplimientos de contratos, acuerdos y obligaciones legalmente establecidos” en su sociedad en la empresa Imagen y Talento Internacional, en la que Charaf es propietario del 49% de las acciones y la televisora, del 51%.

En un comunicado difundido por el empresario de origen libanés, señala que, de acuerdo con los convenios establecidos entre él y la empresa de Emilio Azcárraga Jean, corresponde a Imagen y Talento Internacional, “realizar la presentación, promoción y contratación de personalidades que desarrollen actividades artísticas, deportivas, periodísticas, culturales o de cualquier otro tipo que tuviera reconocimiento y presencia en los medios de comunicación, a nivel nacional y/o internacional, a efecto de comercializar en cualquier forma permitida por la ley, campañas y proyectos publicitarios, promocionales, de relaciones públicas y productos, así como cualquier actividad semejante o conexa a las anteriores”.

En una entrevista con el empresario publicada en el número 1743 de la revista Proceso, Charaf aseguró: “En los últimos años fue excluido de las ganancias de al menos 100 proyectos en los que participaron ‘talentos’ de Televisa”, lo que significa una pérdida de al menos un millón de pesos por cada representación, que cobra Imagen y Talento Internacional”.

En el comunicado se señala que la demanda, de 238 hojas y 200 anexos, no ha sido admitida por Televisa, empresa que, a decir de Charaf, le ha causado un daño económico por “realizar y obrar, lo que única y exclusivamente puede hacer Imagen y Talento Internacional”.

Sin mencionar el monto de la indemnización que demanda, Charaf acusa a Televisa de que “con artimañas y ‘chicanas’ se ha negado a recibir el emplazamiento de la demanda”.
Entre los argumentos que, según Charaf, ha esgrimido Televisa para no admitir la demanda, es que el domicilio del contrato, el de Televisa San Ángel, no corresponde al oficial de la empresa; que en ese lugar no están las oficinas del departamento legal, y no reconoce la relación laboral con los ejecutivos demandados, entre otros pretextos.

El empresario, exesposo de Lupita Jones, Miss Universo 1991, se comprometió a que, de ganar el juicio a Televisa, donará parte de los recursos obtenidos a apoyar a personas inocentes sometidas a juicios injustos.

“Se que no es fácil la situación por el poder que tiene Televisa, pero alguien tiene que comenzar a poner un alto a tanto atropello. Estamos seguros que la justicia nos favorecerá”, dice Charaf.

Añade el comunicado: “Un porcentaje de lo que obtenga al ganar la demanda, lo dedicaré a apoyar a personas que con frecuencia son inocentes, pero que por falta de recursos no pueden defenderse adecuadamente”.

El pasado 25 de enero, el futbolista Salvador Cabañas recibió un balazo en la cabeza en el interior del Bar Bar, atentado en el que el presunto agresor, José Jorge Balderas Garza, el JJ, permanece prófugo.

Comentarios