Atraerá SCJN caso Posadas, confía obispo de Guadalajara

jueves, 15 de abril de 2010

GUADALAJARA, Jal., 15 de septiembre (apro).- El obispo auxiliar José Trinidad González Rodríguez anunció que la Suprema Corte de Justicia de la Nación atraerá el caso del homicidio del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, perpetrado el 24 de mayo de 1993. Sin embargo, el punto no alcanzó a ser abordado en la sesión del pleno de la SCJN programada para hoy jueves.
En conferencia de prensa, el purpurado aseguró que la SCJN ya había dado “luz verde” al caso y que éste podría ser el primer paso para esclarecer el magnicidio.
Incluso dijo que la noticia les fue confirmada por el cardenal Juan Sandoval Iñiguez durante la 89 Asamblea Plenaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).
La petición en ese sentido fue presentada la semana pasada por el gobernador, el panista Emilio González Márquez, a sugerencia de la Iglesia católica y familiares que no están de acuerdo con las versiones oficiales de que el jerarca fue confundido por pistoleros del crimen organizado.
    Presentes en la rueda de prensa, los obispos de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi, y el auxiliar de Texcoco, Víctor René Rodríguez Gómez, se dijeron emocionados con la decisión judicial, y confiados en que por fin se sepa la verdad.
    Sin embargo, la SCJN no alcanzó a analizar el tema hoy, por lo que pospondrá para la próxima semana su decisión sobre si atrae o no el caso Posadas.
En el texto enviado por González Márquez, se solicita textualmente que la SCJN “nombre alguno o algunos de sus ministros, o algún juez de distrito o magistrado de distrito, o designe uno o varios comisionados especiales para que averigüen la verdad de los hechos que consideramos constituyen violación a las garantías individuales consagradas en nuestra Constitución y a los derechos humanos”.
El gobernador panista se ha caracterizado por su cercanía con la Iglesia católica. Incluso dio a la arquidiócesis de Guadalajara una ‘megalimosna’ de 90 millones de pesos, que se ganó el repudio social con marchas y manifestaciones y que, finalmente, el cardenal Sandoval Iñiguez optó por regresar.