Fuga con Bach... Si estuvieras aquí

lunes, 19 de abril de 2010

HERMOSILLO, Son., 19 de abril (apro).- Un museo es un espacio de interacción vital. La arquitectura, el diseño y la luz son todos elementos fundamentales para hacer entrar al público a otra atmósfera, donde la plástica o el conocimiento se perciben de forma alternativa o poco convencional.
    En el museo Musas, inaugurado el año pasado, se presentó el grupo Créssida Danza Contemporánea con el espectáculo Fuga Con Bach…Si estuvieras aquí como parte de los eventos del 18 Desierto para la Danza, que se lleva acabo en esta ciudad, que culminará el próximo 23 de abril.
    Lo primero que hay que decir es que, si bien la experiencia dancística de Lourdes Luna es innegable, pareciera que se ha basado en un dedicado trabajo dentro de los foros y no fuera de ellos, porque su pieza Fuga con Bach no concretó sus objetivos de ser un montaje para espacios alternativos.
    Realizado en el lobby del museo, el espectáculo se propuso como una concepción de teatro a la italiana, en la que el público ocupa un lado del espacio y el artista otro. En lugar de interactuar con el museo, Luna adaptó su puesta en escena al museo como si fuera un foro.
    Esto implicó errores graves, como el de una ineficiente iluminación, la proyección equívoca de transparencias en las paredes que no daban referencia a nada. Una composición coreográfica sin significado alguno.
A su vez, el vestuario compuesto de trajes de una especie de terciopelo y algunos miriñaques no resaltaba la belleza de los bailarines, sino que les daba una apariencia de estar disfrazados.
    Luna no suele fracasar y si lo hace aprende de sus errores. Es de esperarse que alguien de su altura rectifique su trabajo y saque del repertorio o recomponga Fuga con Bach…