Polariza en Twitter y Facebook entrevista Scherer-Zambada

lunes, 5 de abril de 2010

MÉXICO, D.F., 5 de abril.- Luego de que la revista Proceso diera a conocer el insólito encuentro del fundador de Proceso, Julio Scherer García con el capo Ismael “El Mayo” Zambada, el debate se polarizó en las redes sociales de Twitter y Facebook.

“Increíble que el fundador de la revista Proceso llegue a donde el Gobierno Federal no. Julio Scherer García con "El Mayo" Zambada” (@pablodoblell), dice uno de los comentarios que han hecho de #Scherer uno de los tópicos más importantes de las recientes horas en el ciberespacio.

La entrevista ha generado toda suerte de epítetos. “Amanuense de Zambada”, “complaciente periodista”, “santón de la prensa”, “hombre-noticia”, “periodista de ligas mayores”, “hurgador de la verdad”, “periodista incómodo”.

Entre los comentarios en Twitter se encuentran:

“Zambada busco a Scherer por que el primero necesitaba un títere periodístico y el segundo más dinero”. (@_dnf_)

“Era de esperarse: los usuales personeros del poder se rasgaron las vestiduras por la entrevista de don Julio Scherer” (@hugosolc)

“Si para Scherer el narco ganó la guerra, prácticamente fue a ofrecerle las nachas a Zambada a cambio de ser biógrafo del narcoconquistador”. (@LionElJonson)

“El trabajo de Scherer es hacer buenas entrevistas. El de la PGR es capturar al Mayo. No al revés” (@Miguel Carbonell)

“Lo presenta incluso como un campesino sabio y curtido. Casi como una víctima. Deberían investigar a Scherer y obligarlo a compartir info.” (@Alexsimon)

“CA-TE-DRA periodística la entrevista de Julio Scherer a Ismael "El Mayo" Zambada”. (@albertoah)

“Sin duda la entrevista de Scherer al Mayo va a generar una serie de suspicacias y no dudarán incluso en hostigarlo judicialmente, él lo sabe”. (@marthatagle)

“El fundador de Proceso fue aplastado por el peso abrumador del capo y quedó reducido a un simple publirrelacionista del mafioso / Financiero.” (@alblabla)

“Frente a la dignidad de Scherer, se nota la falta de ética con la que actúan los periodistas domesticados sólo para servir al gobierno”. (@PPmerino)

“¿Pudieran acusar de encubrimiento a Julio Scherer?” (@logyasa)

El analista de medios de comunicación, Raúl Trejo Delarbre, cuestiona en su página de Facebook el trabajo de Scherer: “Qué lamentable la entrevista de don Julio Scherer con un narcotraficante. No actúa como entrevistador sino como simple amanuense de Zambada. Qué significativa la portada de Proceso: el delincuente abraza, protege casi, al viejo y en esta ocasión complaciente periodista.”

Y atiza: “Y qué triste la confusión entre periodismo y estrépito. No hay distancia crítica, ni cuestionamiento del periodista al narcotraficante. No hay un solo dato, o una sola frase, que justifiquen como pieza periodística la propaganda que don Julio le hace a ese delincuente. Qué pena.”

Otras voces como la de Marco Levario, director del Semanario Etcétera, dice lo contrario: “La edición de Proceso del 4 de abril de este año es ejemplo de buen periodismo. Me refiero en particular al encuentro de Julio Scherer García con Ismael Zambada, a la foto de portada y a la forma en que el periodista narra aquella situación inédita.”

Agrega: “En la esfera del poder oficial esto, con toda seguridad, se toma como una afrenta más de la revista contra el gobierno del presidente Felipe Calderón cuya reacción durante estos años ha sido tan primitiva que suspendió el flujo de publicidad a Proceso.”

Comentarios