Narcoviolencia en Nuevo León cobra cinco vidas

martes, 18 de mayo de 2010

MÉXICO, D.F., 18 de mayo (apro).- Cinco personas fueron ejecutadas entre la noche de ayer y este martes en la zona sur de la zona metropolitana de Monterrey.

Las muertes ocurrieron en cuatro hechos aislados que, según las autoridades, tendrían relación con ajustes de cuentas del crimen organizado.

El primer incidente se registró a las 11:30 de la noche del lunes, en el fraccionamiento Independencia. En la calle Elvira Rentería, entre Laguna de Términos y Carlos Osuna, fueron asesinados dos primos que, según sus familiares, hace dos días fueron secuestrados.

Las víctimas fueron identificadas como Luis Francisco Hernández Chávez, de 18 años, y Miguel Ángel Hernández Sáenz, de 23. Otro amigo de ellos, que también fue sido levantado, aún no ha aparecido.

Los ejecutores los bajaron en la calle y ahí mismo les dispararon con pistolas .9 milímetros.

Los agentes periciales señalaron que los jóvenes presentaban señales de tortura.

Después de la medianoche, en la colonia Alfonso Reyes, del conflictivo sector del Cerro de la Loma Larga, se reportó otro cadáver que se encontraba tirado en el cruce de las calles Canal 12 y Niño Artillero. El ejecutado, de unos 40 años de edad, presentaba heridas de bala en la nuca y la espalda.

La otra ejecución de la noche ocurrió a las 2:00 horas de la madrugada en la colonia Canteras, en el sector popular del municipio San Pedro.

Ahí fue encontrado un hombre joven de unos 20 años. Testigos señalaron que a la víctima la bajaron de una camioneta y en la calle le dispararon. Después pasaron la camioneta por encima del cuerpo inerte.

A las 17:00 horas, en el estacionamiento del Wal Mart, en el cruce de las avenidas Garza Sada y Lázaro Cárdenas, un hombre fue asesinado a balazos a bordo de una camioneta suburban con placas de Nuevo León, mientras se encontraba solo en el asiento del piloto.

Las primeras investigaciones señalan que dos personas llegaron hasta donde la víctima. Del interior de un auto compacto descendieron y abrieron fuego, por enfrente y por el lado del copiloto. En el lugar, los agentes de servicios periciales encontraron cuatro casquillos de arma 9 milímetros.

La persona no había sido identificada hasta esta noche.

La Policía Ministerial ya inició las investigaciones de todos estos crímenes que elevan a 184 el número de muertes relacionadas con la delincuencia organizada en Nuevo León, en lo que va del año 2010.

 

Comentarios